Inicio > Mi Isla, Sistema de Justicia > Utilización del Derecho Penal con fines políticos

Utilización del Derecho Penal con fines políticos

En principio, los Estados goza de potestad soberana. Poder que expresan, por medio de la actuación de sus órganos y por la promulgación de leyes. Estas últimas constituyen el instrumento idóneo para ejercer su derecho a instituir delitos y penas (ius puniendi). Sin embargo, es preocupante como el gobierno cubano utiliza, la fuerza coactiva del derecho penal, con fines políticos.

Supuestamente, la normativa jurídica-penal y la actividad del aparato represivo estatal, deben salvaguardar la sociedad en general. Su fin es, prevenir y reprimir los hechos que lesionen o pongan en peligro, intereses fundamentales que afecten las condiciones de vida de los seres humanos. Ejemplo, proteger la propiedad contra los robos, la vida humana de los actos que atenten contra la integridad corporal, etc.

La precaria situación económica de la nación, determina, por una parte, que conductas calificadas legalmente como delitos, sean acogidas, respaldadas y toleradas por la sociedad. Por ejemplo, el hurto en el marco de las relaciones laborales con el estado. En otros casos, comportamientos socialmente integrados, se penalizan por cuestiones políticas. La compraventa de mercancías entre particulares está legalmente prohibida. Las actividades económicas son asunto exclusivo del Estado Socialista.

También se dan supuesto de conductas que no están prohibidas en la ley, pero son reprimidas por los órganos policiales. Por ejemplo, tener reconocido el domicilio en otra provincia que no sea la capital, y permanecer en ella sin autorización. Vea acta de detención por ilegal en Ciudad Habana.

Ejercer el periodismo de forma crítica e independiente de los medios de comunicación oficial, es otro ejemplo de conductas prohibidas y que no representan un peligro para la sociedad. La Ley 88 del 16 de febrero de 1999, “de protección de la independencia nacional y la economía”, conocida popularmente como Ley Mordaza, sanciona al que colabore con sus opiniones, por cualquier vía, con emisoras de radio y televisión, periódicos, revistas u otros medios de difusión extranjeros.

Es evidente que el aparato represivo del Estado cubano se ha desviado de su objetivo fundamental y principal razón de su existencia. Mientras la sociedad cubana se hunde en la decadencia, se sirve del ius puniendi para reprimir y perseguir conductas, percibidas por los que detentan el poder político, como indeseables.

Laritza Diversent

About these ads
  1. 21 julio, 2010 en 1:20 AM

    DIOS, CUANDO NOS LIBRAS DEL FATIDICO COMUNISMO?

  1. 17 julio, 2010 en 8:15 AM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.199 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: