Archivo

Archive for 21 marzo 2011

El silencio


Consideraron el silencio del MINSAP como “una profunda falta de respeto y casi un atropello a este grupo de trabajadores que tuvieron la honestidad de llamar la atención sobre una dura realidad que toca todos los días a su puerta y gravita sobre su mesa”.

“el mismo trabajador que en el momento más álgido y triste del período especial se mantuvo por $3.00 USD o menos, al mes junto a su puesto de trabajo sosteniendo en pie la valía de esta obra y que merece saber que sus criterios son tenidos en cuenta”, agregaron.

“si bien es la justicia el ideal supremo de la Revolución, no es justa ni proporcional, sin embargo, la retribución que actualmente recibe nuestro trabajador aún después de décadas de esfuerzo y consagración, mientras otro sectores estatales son retribuidos varias veces más, situación nada compatible con el principio marxista ¨… a cada cual según su trabajo.”¨

Los doctores también advirtieron que sus inquietudes eran “solo la punta del iceberg; el problema en sí es mucho más polémico y profundo y nunca será resuelto con remedios paliativos ni tímidos aumentos salariales. Solo podemos, humildemente, alertar; el que tiene oídos para oír, oiga. La realidad es mucho más dura que cualquier palabra y esa, aunque nos queme las manos, no cabe en ningún discurso”.

Categorías:Mi Isla

La colaboración medica en el extranjero


Según argumentan los médicos en su segunda misiva, hoy se enarbola “la bandera del internacionalismo” a través de las colaboraciones medicas en el extranjero, gracias los profesionales y técnicos de la salud que permanecen en la isla y asumieron “el trabajo de quienes salen a la misión”.

“un médico cubre el trabajo que antes realizaban 3 o 4 compañeros, existiendo incluso casos más dramáticos, todo esto tratando de entregar el mismo esmero al paciente y recibiendo a cambio la misma retribución de siempre”, argumentaron

Los médicos afirman que sus colegas internacionalistas, “ recibe varios cientos de dólares al mes” y a su regreso a la isla, “un estipendio mensual nada desdeñable bajo las circunstancias actuales”.

Categorías:Mi Isla

Otros reclamos


¿Qué justifica que desde el especialista MGI o estomatólogo en el área hasta el último superespecialista del Instituto tengan insatisfechas sus necesidades básicas, y de no ser el caso, las satisfaga a expensas de cualquier oficio y nunca a partir de su salario como profesional?, preguntaron los doctores

Según los galenos en su misiva los médicos cubanos están obligados a buscar fuentes alternativa de ingresos “de formas tan exóticas y disímiles que lo llenarían de estupor: criando cerdos, planchando para la calle, vendiendo pizzas, jamón o huevos, como albañil, carpintero, zapatero”

En opinión de los doctores, esas actividades, “le restan ánimo y tiempo para su superación profesional, lo sustraen de lo que debería ser su única preocupación, el estudio, que debería revertirse en una atención más exquisita a su paciente desde el punto de vista científico”.

Categorías:Mi Isla

Reacción


La primera misiva originó en “factores políticos”, una reacción, calificada por los galenos, “desproporcionada e innecesaria”. Un dirigente del Partido Comunista en el municipio de Artemisa, los llamó públicamente “profesionales de pacotilla”. El texto fue puesto por los quejosos en manos del Partido y el Sindicato del Hospital.

Los jóvenes fueron cuestionados por funcionarios de rango provincial, que utilizaron métodos que incluyeron desde “actos de repudio”, asedió irrespetuosos en sus puestos de trabajo, hasta amenazas con la “suspensión de títulos” y con otras “medidas administrativas”.

No obstante, Sorelis Victores Castillo, la esposa del quejoso Martínez Vigoa, fue removida de su cargo como Jefa de Servicio de la Clínica Estomatológica de Artemisa. La dentista fue una de las que apoyó la iniciativa.

“Dicho documento no permite dobles lecturas, es muy claro en su tesis, no se aparta un centímetro de la verdad”, afirmaron los especialistas en medicina, refiriéndose a la primera carta remitida a la dirección del ministerio, con el propósito de llamar a una reflexión sobre problemas neurálgicos del sector y que reclamaban una solución urgente.

“Todos cuantos lo leyeron… tanto los que firmaron plenamente consientes, por voluntad propia, como los que no lo hicieron…por temor a consecuencias que nos apenaría mencionar, todos sin excepción comparten ese criterio, incluso quienes discreparon con el método utilizado que, dicho sea de paso, aunque inusual, no es ni remotamente ilícito”.

Categorías:Mi Isla

La política económica


También exigieron para el sector, pagos por riesgo biológico, nocturnidad y antigüedad. “Los $ 6.oo MN pagados por nocturnidad a los enfermeros mensualmente son irrisorios; basta recordar que en la calle hoy cuestan $ 10.oo MN una pizza, un aguacate o un refresco enlatado”, comentaron.

“Así mismo no es proporcional con la salud que resta el estudio de una segunda especialidad con los $50.oo MN que se aumenta por este concepto a nuestro salario, todo esto mientras alguien fija sin ruborizarse el precio de un juguete en $ 5.oo a $ 10.oo CUC o un TV a color en $ 300.oo CUC cuando esto implica nuestro salario íntegro de 13 meses de trabajo; sin olvidar que hace algo más de un año en la cadena de tiendas CUC se aumentó masivamente entre el 10 y el 30 % a precios que, ya entonces, eran escandalosos”, afirmaron.

“A nuestro trabajador se le pide un espíritu altruista y desinteresado, capaz de altas dosis de sacrificio y que tenga una gran sensibilidad humana, cualidades todas que sin duda posee. Pero desgraciadamente, en la cadena de tiendas por divisas, donde es el Estado quien fija los precios y vende muy duro, donde terminan al final muchas diligencias cotidianas, las divisas que se nos cobran no son el altruismo, el sacrificio ni la dignidad (que fuera realmente conmovedor) sino llanamente el CUC”, plasmaron en el escrito.

“Ahí el estomatólogo que percibe 540 pesos moneda nacional (MN) por todo un mes de trabajo, debe pagar su salario íntegro por un par de zapatos de mala calidad, 2.75 pesos convertibles (CUC) ($68.75 MN) por una libra de picadillo de res o 1.75 CUC ($43.75 MN) por un litro de leche de producción nacional”, expresaron a modo de ejemplo.

Según los galenos, bajo ese contexto el personal de la salud se creó mayores expectativas. “Aumentar $ 48.oo MN al salario mensual de un médico, fue poco menos que simbólico”, afirmaron. En los pasillos de nuestros hospitales y policlínicos se escucharon duras palabras, cargadas de agravio y resentimiento, se murmuraron frases injuriosas que no repetiremos aquí por una cuestión de pudor elemental”, confesaron.

Categorías:Mi Isla

Un salario evanescente


“Quien se gradúa y luego se supera, como ineludible consecuencia humana, aspira a vivir decorosamente del fruto de su esfuerzo, pero hoy nuestra realidad particular es bien penosa y diferente” advirtieron los jóvenes al ministro en la segunda carta.

“recibimos un salario evanescente que se agota a los 5 ó sumo 10 días, quedando pues en la agonía de la urgencia a expensas de esa especie de caridad pública, del gesto espontáneo del paciente agradecido que conoce nuestra imperiosa necesidad”, argumentaron. ¿Tiene algún sentido que esta sociedad que aspira a la igualdad plena retribuya varias veces más a un custodio que al neurocirujano que ahora salva una vida?

“Hablamos de profesionales talentosos y consagrados, de elevada calidad humana, trabajando con batas raídas y su único par de zapatos rotos, con muchas de sus necesidades más elementales sin cubrir, que han coexistido con esta lamentable situación durante más de una década, agobiados por carencias que llenarían estas cuartillas y que dejamos a su imaginación”, continuaron.

Los médicos, tomaron como punto de comparación, las remuneraciones que perciben los trabajadores del la Empresa de seguridad y protección S.A. (SEPSA), de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A., (ETECSA) y del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR) y del Ministerio del Interior (MININT), los que además reciben uniforme y calzado.

Se refirieron a los custodios de los hospitales, los, que la remuneración, entre salario, estimulo en divisas, aseo personal y alimentos, superan los 1500 pesos. No es equilibrado ni justo que el compañero, que le cuida la bicicleta al pueblo en el Hospital gane 3 veces más, que el compañero que le salva la vida al pueblo en el Hospital.

¿No es acaso un absurdo total que un curso de 1 mes reporte al individuo varias veces más utilidad que 12 años de estudios superiores?, preguntaron. “Entonces nuestro profesional, sin alternativa posible, sale a la calle a esa otra ¨lucha diaria¨ para no tener que prostituirse en su profesión vendiendo certificados, medicamentos o a cambio de prebenda alguna”, argumentaron.

Categorías:Mi Isla

La misiva al comité central del partido


“Ante la falta de valentía y la indiferencia mostrada por nuestro Ministerio nos dirigimos a la representación más alta del poder del pueblo en busca de una actitud más ética”, así afirmaron dos especialistas de Primer grado en Medicina General Integral, los doctores Jeovany Jiménez Vega y Rodolfo Martínez Vigoa, el 31 de Marzo de 2006, en una misiva que enviaron al Consejo de Estado y al Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Los dos médicos, graduados desde 1994 como parte del VII Contingente “Carlos J. Finlay” y con más de una década de experiencia profesional, laboraban en el Hospital “José Ramón Martínez” del Municipio Guanajay, hoy provincia de Artemisa, se dirigieron a la máxima dirección del país en busca de una respuesta a sus inquietudes.

En las cartas, con idéntica redacción para ambos órganos, informa sobre la misiva fechada 12 de junio de 2005, firmada de puño y letra por 300 trabajadores, respaldando el criterio que ellos sostenían, y que fue entregada en el Ministerio de Salud Pública el 11 de noviembre de 2005, del que no recibieron respuesta. Significándoles además que los firmantes también esperaban sus respectivas contestaciones.

El 12 de junio de 2005 los dos galenos, envían una primera carta al Dr. José Ramón Balaguer, en su carácter de Ministro de Salud Pública, donde expresaron su opinión e inconformidad con el aumento salarial al sector de la salud que se produjo en ese mismo mes y año.

La iniciativa fue secundada por 300 trabajadores, de los cuales 180 eran médicos y estomatólogos. Según los doctores las rubricas tenían el propósito de “reflejar un criterio generalizado, el sentir de la abrumadora mayoría del personal calificado subordinado al MINSAP”.

En junio de 2005, el gobierno aumentó el salario del sector de la salud, en 48 pesos. “La realidad no colmó nuestras expectativas, afirmaron los galenos en su primer escrito. “se esperó aumentos mucho mayores que sí vinieran a paliar nuestra crítica situación económica, producto de varios lustros de consagración a nuestra profesión por una retribución para nada proporcional con la carestía real de la vida.

Ante el silencio del Ministro de Salud Pública, Dr. Balaguer Cabrera y la reacción por autoridades políticas locales, los dos galenos enviaron una segunda misiva el 19 de Octubre de 2005, quienes aclararon en esa ocasión, que el criterio sostenido “es estrictamente personal, por cuanto no se responsabiliza a nadie más por lo que aquí se dice”.

“convencidos del deber elemental de hablar a rostro descubierto aún sobre verdades dolorosas, según la prédica martiana de que la pluma debe mojarse con la sangre de la verdad aunque nos mane del costado”, consignaron los jóvenes en el segundo escrito, refiriéndose a “la penosa situación económica del personal calificado del MINSAP”

Los dos médicos alertaron al titular de Salud Pública, sobre la necesidad de encontrar mejor forma de retribuir a los, que interrumpe la evolución natural de la enfermedad y devuelve sano a su trabajo, en la mitad del tiempo a un individuo, que quizás sin nuestra intervención, sería una carga para el Estado. En definitiva solo querían “una solución efectiva y merecida para aquellos que siempre han sido parte de la vanguardia de la Revolución”, afirmaron en su escrito.

Categorías:Mi Isla
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.199 seguidores