Archivo

Archive for 31 enero 2012

Resonancia

Laritza Diversent

Cuba, la islita difícil ubicar en el mar Caribe y el gran botín en el nuevo reparto del mundo. A menudo escucho que es asediada por el apetito voraz del imperio, su enemigo eterno. Otras grandes potencias en la gran Europa, también asechan a la presa.

Bonito inicio para una novela de ficción. Sin embargo, los cubanos nos sentimos el ombligo del mundo, gracias al afán de persecución del gobierno socialista. “la pequeña nación es asediada sobrevive a los intentos por dominarla”. Lirico y melodramático. En realidad somos la mayor de las Antillas, pero ni tan importante y ni lo bastante conocida entre los ciudadanos de este mundo.

Es ahí donde está el problema de los que deciden decir, desde adentro y a cara descubierta, lo que sienten y piensan. ¿Cómo hacernos escuchar en este mundo, dentro de esa gran obra que llaman Revolución Socialista, sin los medios que nos permitan manejar las nuevas tecnologias de la información? ¿Cómo enseñar la otra cara del sistema y los iracundos ojos de la represión?

No es una cuestión de patriotismo. Es necesidad. El ser humano no es nada sino puede expresarse. Sin embargo, permanece el problema. Como aguzar el oído del mundo exterior en medio de tan careados logros, salud y educación gratuita. La resonancia, única forma de amplificar nuestra voz.

Apartando los métodos, las posiciones, incluso el trabajo de lobby de diplomáticos y políticos, es justo reconocer que en Europa y Estados Unidos, hay muchas personas que nos ayudan y multiplican nuestra voz, salvando las diferencias de costumbres e idiomas. También es cierto que muchas veces no damos valor ni sabemos apreciar el alcance de ese apoyo.

En el plano personal, agradezco que estén donde nosotros nos es imposible estar, nos ayudan a obviar el permiso de salida y quebrar las fronteras del Ministerio del Interior. También sé que muchos de nosotros esperan más. Unos una Europa agresiva y otros un Estados Unidos, menos intransigente. Sin embargo, pedimos poco o nada de nosotros mismos.

Ese apoyo alcanza mucho más. Contrarresta la soledad cuando los amigos temen compartir contigo para que la Seguridad del Estado no los marques. Solo Dios sabe cuántas veces me pregunto, si lo que hago vale realmente la pena. La atención del mundo exterior se siente como la palmadita en la espalda, que alienta a no rendirte.

El interés y ayuda del exterior, en mi opinión son un factor importante en nuestra lucha por la libertad. Muestran, como si fuéramos nosotros mismos la otra cara de la moneda: las golpizas que reciben las Damas de Blanco, las detenciones arbitrarias, las condiciones de los presos políticos, la persecución a periodistas, la muerte de Orlando zapata Tamayo y más recientemente la de Laura Pollán.

En la parte que me toca, no solo agradezco, también admiro a los que en ese mundo exterior apoya moral y material a los disidentes cubanos. Muy especialmente a los que sabiendo los riesgos, entran a Cuba y nos contactan.

No me interesa el trasfondo si lo hubiera, para mi es puro altruismo. Si fuera otra mi situación no sé si me interesaría por los que padecen la represión en este mundo y para nuestro pesar no son pocos. Por ese motivo, doy hoy mil gracias a aquellos que en el mundo exterior hacen resonar la voz de la disidencia cubana.

 

Categorías:Mi Isla

La futura reforma migratoria

Laritza Diversent

Respecto a la política migratoria cubana, Raúl castro, Jefe de Estado y Gobierno, en su discurso pronunciado en el séptimo periodo ordinario de sesiones de la VII legislatura de la Asamblea Nacional, el pasado 2 de agosto, aseguró que se valoraban una serie de medidas que reducirían prohibiciones y regulaciones.

Partido Comunista de Cuba, en su Lineamiento número 244 aprobados por el Sexto Congreso, consignó que estudiarían una política que facilite a los cubanos residentes en el país, viajar al exterior como turistas.

El hecho no implica la eliminación del permiso de entrada o salida del país. Simplemente se refiere a la posibilidad de eliminar la eliminación de la Carta de Invitación, un trámite exigido a los cubanos que pretenden salir del país por asuntos particulares.

El máximo representante del Estado cubano afirmó además, que se encontraban trabajando en la actualización de la política migratoria vigente y en la reformulación y elaboración de un conjunto de normativa reguladora de esta esfera ajustándolas a las condiciones del presente y del futuro previsible.

Sin embargo, no mencionó nada en concreto sobre los permisos de entrada y salida. Eso sí, advirtió que la política de flexibilización de la migración, incluiría contramedidas razonables para preservar el capital humano creado por la Revolución, frente al robo de talento.

En la última sesión del 2011 reafirmó sus planteamientos de la primera reunión parlamentaria, pero confesó se lo tomarían con calma. ¿Quién lo diría? El destino de una Revolución que ha resistido más de 50 años, depende de la futura reforma migratoria.

Mientras, miles de cubanos residentes en el exterior, preguntan sobre los motivo del Gobierno para no dejarlos entrar en la Isla. En el sitio Web del Centro de Información Legal “Cubalex” encontrará algunas de esas interrogantes y el análisis desde el punto de vista legal, de una parte de la política migratoria vigente en Cuba.

Categorías:Mi Isla

Amo Cuba


Laritza Diversent

Nací en un barrio marginado de la Habana, donde un día mis padres, oriundos del oriente del país, llegaron en busca de mejor suerte. Crecí sin creer en ninguna religión ni confiar en dios o sus santos, ni en promesas, ni en el destino. Solo tenía suspiros y sueños irrealizables, aguardando en mi futuro.

Mi mamá me decía que tendría mejor suerte porque podía estudiar, y con estudio, lo tendría todo. Me gradué de bachillerato en la mejor escuela del país, obtuve mi licenciatura en la Universidad de la Habana, y mi realidad fue otra.

Tenía un título universitario, pero con él, mis sueños seguían siendo un imposible. Ahora más pesados con un hijo en brazos y acompañada en cada jornada por la inconformidad, la impotencia y el pesimismo. En las noches me agasajaba la depresión y el llanto.

En pensamiento, buscaba en vano una vía para llegar a mis metas, pronto concluí que solo lograría mis sueños fuera de mi Isla. La misma resolución de tantos de mis amigos, que hoy residen en países lejanos y fríos. La única que queda, a quien no tiene la más mínima opción de planificar, el más insignificante detalle de su vida.

Comencé a soñar de nuevo, ahora con tierras extrañas imaginarias. Me veía saliendo del trabajo con el juguete de los Reyes Magos escondido en mi bolso, abría mi casa y en putillas de pie, entraba en el dormitorio de mi chiquitín y colocaba bajo su cama, el regalo.

Soñaba con tantas cosas y los ojos abiertos. La visión de aquellas calles vacías, limpias, siempre en crepúsculo y muy silenciosas. Todo era diferente a las avenidas bullangueras de mi vieja Habana. Luego dentro de mis sueños, yo, en aquella tierra extraña, pensaba en mi madre y mis hermanos, después en mis vecinos y en el barrio. Los extrañaba, y cuando despertaba de mi ensueño, tenía lágrimas en los ojos.

Descubrí que me gusta Cuba, amo Cuba, la tierra que por primera vez pise, la que recibió la primera gota de mi sangre, cuando me lastimé en mi primera caída, la que absorbió mis lágrimas de desconsuelo, la que escuchó mi primera carcajada.

Comprendí que podría ser el ser mas infeliz, si un día no me permitieran salir a probar suerte en otros horizontes, como lo hicieran mis padres en su momento, o no me dejaran regresar, al lugar en el que inspire mi primera aliento de vida.

 

Categorías:Mi Isla

Inviolabilidad de domicilio

Yaremis Flores

Son las seis de la tarde. Paula toma su merienda frente al televisor; mientras disfruta sus animados favoritos. De pronto tocan a la puerta tan fuerte que derramó el refresco y corrió a abrazar a su mami.

Orisel, su papá, abrió molesto la puerta y se sorprendió al ver a su Jefe de Sector con un documento en manos, que lo autorizaba a registrar su domicilio. Sin apenas tener oportunidad de verificar el escrito, entraron otros dos agentes buscando, como lobos hambrientos a su presa.

-¿Pero qué buscan?, preguntó Orisel.

-“Algo de procedencia ilícita”, respondió el agente actuante.

Sucede que con una superficialidad espantosa Orisel ha sido encasillado por su Jefe de Sector, en las categorías de “delincuente”, “sospechoso” y “peligroso”. Aunque parezca una escena de novela, secuencias como ésta ocurren a menudo, constituyendo una franca vulneración de la garantía constitucional de inviolabilidad de domicilio.

Esa tarde, los policías se llevaron hasta la alcancía de Paulita, además de una computadora por no tener el certificado de propiedad.

Según lo regulado en la Ley de Procedimiento Penal el objeto del registro debe ser específico, y no la habitual coletilla de “ocupar bienes de procedencia ilícita”. Además, el mero hecho de poseer un objeto sin su título de propiedad, no constituye delito alguno.

Es la autoridad que ostenta la carga de la prueba la encargada de probar si el bien es de procedencia lícita o no, ya sea por ser fruto de otro delito como Robo, para citar un ejemplo. De lo contrario se presume la titularidad legítima de su poseedor.

 

Categorías:Mi Isla

Justicia cubana desampara a marginados

 

Laritza Diversent

En 15 días participé como espectadora en dos juicios celebrados en el Tribunal de la Habana, ambos seguidos por un delito de asesinato. El primero, el 28 de noviembre, asesoraba a la familia de los acusados, seis marginales de Mantilla, una barriada marginal de Arroyo Naranjo donde nací, crecí y vivo.

Fueron juzgados por el homicidio de un Joyero. Las principales evidencias, huellas de olor encontradas en las sogas con que amarraron a las víctimas. Aunque fueron dos los atacantes, la fiscalía pide entre 18 y 30 años de privación de libertad, para todos.

El orfebre murió después de la huida de sus agresores con joyas y dinero. Su esposa le dio 2 pastillas. Las tragó, incluso con fractura en el cartílago toroide (nuez de Adán). El médico forense no asistió a juicio, pero en su informe certificó que fue violentamente asfixiado.

Estos detalles ‘insignificantes’ no llamaron la atención del tribunal. Por el contrario puso especial interés en los antecedentes penales de los acusados. Ninguno mató antes, pero con ese historial delictivo, de seguro son proclives, que es tanto como decir culpables.

El 13 de diciembre se celebró el otro. En esa ocasión asesoraba a la familia de la víctima, también de Mantilla. Amado Interian, un ex oficial de la policía disparó a Ángel Izquierdo Medina, un niño de 14 años. El hecho conmocionó a la comunidad. Cuatro testigos estaban presentes cuando apretó el gatillo. Aun así, la fiscalía solicito para él 17 años de cárcel.

“Eso no es asesinato, fue un simple homicidio”, decía su abogado defensor. Cosa fácil de demostrar con el certifico de Medicina legal. El proyectil penetró por el glúteo izquierdo, atravesó el riñón la arteria aorta, el pulmón derecho y salió por el hombro, pero la causa de la muerte fue anemia aguda.

Otra vez el tribunal puso especial interés en los antecedentes del acusado. Los 30 años de servicios cumplidos por el ex oficial en el cuerpo policial, aminoraron el hecho de disparar contra tres adolescentes negros, encima de un árbol de mamoncillo.

Los familiares de Ángel me preguntaron si podían apelar. La decisión depende de la fiscalía, que supuestamente representa a la víctima. Ellos tienen razón y es muy triste. Las vacas tienen más protección del Estado, que una persona.

“¿Qué más se puede hacer?”, me preguntan las madres de aquellos seis hombres encarcelados y la familia del adolescente. Tener fe y paciencia. Sigamos aclamando a la señora de los ojos vendados, con la balanza en una mano y la espada en la otra.

Seré hipócrita, me dije, ‘¿Pedirle a esas madres que tengan fe cuando yo, hace rato la perdí?’. Fue entonces que sentí vergüenza de ser abogada. Comprendí por qué a veces lloro de impotencia y otras no puedo dormir.

Es difícil para mí, decir que la suerte de salir absuelto o condenado depende de si vives en un barrio marginal, si eres negro y pobre, si tienes amigos poderosos o pesos convertibles para pagar un abogado, pero no un defensor, un letrado que gestione la benevolencia del fiscal y del tribunal.

Aquellos dos juicios me dejaron un sin sabor y la certeza que todos en este país corremos riesgos. No hace falta ser disidente. Cualquiera está expuesto a procedimientos judiciales donde no se respetan las más mínimas garantías del debido proceso.

Categorías:Mi Isla
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.199 seguidores