Constitución cubana, Derecho de propiedad, Economía, Formula, Periodo especial, Picadillo de soya, proteina vegetal, Violación

Época traumática (II)

Laritza Diversent

Innovaciones cubanas

los camellos (metrobus)

Fueron muchas las innovaciones culinarias. El picadillos de cascaras de plátano verde, cuando se hervía, se ponía oscuro y creaba ilusiones en las mente de los cubanos.  Había quien lo sazonaba bien, y se hacia la idea que comía picadillo de res. Lo mismo sucedió con el bistec de corteza de toronja, o de frazada de piso.

El combustible desapareció. Ningún cubano podrá olvidar cuantas horas tuvo que esperar por una guagua, que pasaban tres veces al día, llenas  y con personas colgando de las puertas.

 Lo Apagones siniestros de más de doce horas. Los mechones de luz brillante que te teñían los mocos de negros. Botellas con pequeñas dosis de Keroseno y un trapo enrollado, iluminaban las calurosas noches, llenas de mosquitos.

Los ventiladores de motores de lavadora, que tanta gracia le dio al comandante, cuando inicio su revolución energética y los cambios de equipos electrodomésticos.  Después que desaparecieron, muchos intentan explicarse, como pudieron dormir profundamente, por tanto tiempo, con el ruido que producían aquellos aparatos: un avión en pleno vuelo toda la noche. Mi mamá tenia uno. Recuerdo bien que echaban un aire que congelaba, ni calor ni mosquitos, así si se podía dormir. 

Para sustituir importaciones los cubanos también hicieron aportes: el nono. El fogón ahorrador, como el personaje tacaño de la novela brasileña del momento. Un tanque  de metal de 55 galones, encima una rejillas donde se colocaba la cazuela, en los laterales huecos para que saliera la humacera, producto de la combustión del aserrín de la madera o de la leña.  

En materia de vestuario también hubo contribuciones. Las zapatillas de tela, parecidas a las de ballet, pero con suela de cámara de tractor. Mi madre cortaba las patas de sus pantalones para sacarme shorts y blusas.

Una época que aun dejó secuelas en cuba: el picadillo de soya o de proteína de vegetal, que saben a rayo encendido. También el de viseras de pollo, que mezclado con harina, da la fórmula para el pan con jamón-nada de la merienda escolar.

Imagen camello 4

Estándar

4 comentarios en “Época traumática (II)

  1. caupolican sanchez dijo:

    Hola Larizta,

    gracias por tu post, yo tambien pase esos momentos y vivi los mismos detalles que tu en los 90, fueron años muy oscuros los cuales la dictadura nos obligo a vivir…

    Me gusta

  2. Asi es y asi ha sido, ahora Raul quiere repetir la formula Rusa de nuevo con el pueblo cubano, nos prohibieron el Spuknic en los ´90 (folleto noticioso cultural ruso) y ahora con la nueva colonización nos están importando Literatura Rusa. Raúl prefiere a los rusos sin exilio que a los americanos con su exilio de Miami, pues ahi su poder está afectado. El conoce de la crisis de Chavez en Venezuela y necesita aliarse a una verdadera potencia ccomo lo es Rusia, jamás a los yanquis que pediran sus cabezas, y el pueblo, ahi, creyendo en la Re-evolucion.
    http://www.generacionp.ning.com

    Me gusta

  3. Yo me pregunto ¿Por qué el pueblo cubano aguantó esto? ¿Que culpa tiene el pueblo de las deciciones políticas de un grupo de viejos que quieren seguir gobernando desde la tumba y le importa poco como el pueblo se viste, calza y que tiene para comer?

    Me gusta

  4. Cerro dijo:

    Hola, Laritza! Por lo que se puede adivinar, se asoma un nuevo período especial en la isla. Tan especial como que presagia situaciones no vividas previamente. Hasta el momento no se ha visto en el gobierno de RC capacidad movilizadora alguna, más allá del uso frecuente de las hordas zoológicas, llamadas eufemisticamente brigadas de respuesta rápida. Con los 4 “jinetes del apocalipsis” con un promedio de 80 años al frente, que se puede esperar, más que se alargue un poco la agonía de este sufrido Pueblo?
    Sigue adelante, no bajes los brazos. Algún día los buenos ganaremos. No habrá más represión, ni listas negras. La prensa será una sola: libre. Se podrá viajar libremente de una parte a la otra del País. No habrá que regalarles “boberías” a las maestras de nuestros niños, ni a los médicos de guardia. El trabajo será elegido por virtudes y no por militancia (!?). Igual los cargos electivos. Y se podrán decir las cosas que uno piensa, más allá de cuatro paredes descascaradas, que pese a ser nuestra casa, a veces no deja de parecernos una celda en la que el vecino actúa de delator, por congraciarse con los del CDR. Un beso grandote.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s