Mi Isla

¿Detenida en el tiempo?

 

“La Habana, una ciudad detenida en el tiempo”. No me gusta la frase, porque no describe la realidad de la ciudad en que nací. Soy habanera en el sentido literal de la palabra. Conozco sus avenidas, parques y plazas, también sus intimidades. Las imágenes me dan tristeza: escombros, suciedad, mal olor. “Lo que fue y no es, es como si nunca hubiese sido”, un refrán que a menudo parafrasea mi abuela. ¿Cómo puede conservarse algo en decadencia?

La Habana de los años 50 no es la del 2010. El aroma de la calle Galiano, que invitaba a recorrer los comercios como una forma de ocio, desapareció. Hoy lo sustituye el hedor a orines. Los excrementos de perros, indigentes, pagadores de promesas, estafadores, cantinas, borracho y pedigüeños adornan sus portales. No puedo imaginarme como fue. La arquitectura barroca es la única que me aproxima a la idea. La majestuosidad que aún le queda, a las columnas agrietadas y llenas de hollín.

“Mi habana, mi vieja habana”. Los que vivimos en ella, somos los que estamos detenidos en el tiempo, mejor dicho, retrocedemos en el tiempo. La presencia de los autos de la década de los cincuenta, no representan el arraigo a tradiciones. Son solo muestras de la necesidad y el estancamiento.

Frecuentemente viajo en ellos. Intento evadir el ruido de sus motores adaptados y concentrarme en el paisaje que pasa, como un rollo de película en cámara rápida, por la ventanilla. El panorama es el mismo. Son tantas las veces que me he quedado mirándolo, que mi mente lo describe por inercia.

Ahora mismo cierro los ojos. Veo los pórticos con ancianos vendiendo periódicos, zapatos viejos y todo tipo de mercancías inservibles. Otros rebuscan en la basura la comida de sus cerdos. Niños apresurados cruzando la avenida. Un borrachín tirado en el suelo. Las paradas del transporte público, repletas de personas esperando con cara de resignación y cansancio. Bodegas y carnicerías vacías, a dos kilómetros, otra con una cola que dobla la esquina. Importante, no faltan los carteles a la orilla de la carretera en contra del bloqueo norteamericano.

Esa es la ciudad que conozco. La que vivió tiempos de esplendor y solo le queda la agonía de la destrucción.

Estándar

5 comentarios en “¿Detenida en el tiempo?

  1. Luis dijo:

    Mi padre me contaba de una Habana esplendorosa con sus virtudes, defectos, alegrias, placeres y lo de una gran ciudad como lo era Buenos Aires y otras metropolis. Pero siempre me recordaba el caracter alegre y como decia el “jaranero” del Habanero mas humilde…Era una ciudad con una vida nocturna, sin igual…Y repito: Con sus virtudes y defectos…Pero era una ciudad llena de vida en sus gentes; comercios; trabajos y que llevaba un crecimiento desbordante en todos los ordenes, a pesar de las lacras que existen en toda sociedad (llamase capitalista, socialista y comunista entre otras)…Mi padre decia que se vivia a plenitud aun cuando solo tuvieras 20 pesos en el bolsillo…Por desgracia de la corruptela politica antes de la Revolucion aquellos cubanos de esa epoca cifraron sus esperanzas en mejorar (no destruir lo ya construido y avanzado en la joven republica de 55 anos), pero ya sabemos el resto de la historia…y La Habana de hoy es la unica testigo muda en sus vetustos edificios y casonas y avenidas deterioradas de un pasado ilustre que de la noche a la manana se destruyo…La Habana es , en cierto modo, como la Leyenda de la ciudad Atlantica que desaparecio bajo el mar segun la fabula….Aqui, en el caso de la Habana, No es fabula: Es patente y opresiva realidad que el tiempo ha dejado testimoniar de modo inequivoco,ante tanto deterioro en sus infraestructuras de esta antigua y bella ciudad y del estrago sicologico, a nivel colectivo, de sus habitantes….Triste legado de lo que fue, con sus grandezas, virtudes y defecto: La Gran Habana.

    Me gusta

  2. jorge luis dijo:

    escribo desde ecuador. hace 8 meses estube el la habana y varadero. si toda la habana fuera como su centro historico seria una bella ciudad. yo tambien experimente la decadencia, ineficiencia, el terror que el sistema ha creado en su poblacion. es increible que la tirania siga en pie. la situacion se ve compleja. los cubanos tienen una dura tarea de rescatar de la ruina a su pais. lo malo es que la tirania solo deja como via la violencia que vendra, lamentablemente,.

    me parece irracional la doble moneda y los problemas por éso. el gobierno y su sistema demasiado enrredado no permite el libre albedrio y asfixia a la poblacion.

    espero con ansias la libertad para cuba. si quieren batalla de las ideas deben dejar que estas fluyan libremente y dar acceso al internet, ahí veremos si el regimen puede seguir atrincherandose en esa locura que va 50 años

    atenta mente.

    Me gusta

  3. Cuando veo tu foto de demuchacha tierna me lleno de orgullo por la mujer cubana.Eres muy valiente,solo los que una vez vivimos en Cuba podemos saber del coraje que se necesita para escribir como lo haces,emfrentandote valientemente a esa tirania tan despota y cruel que oprime al pueblo de Cuba

    Me gusta

  4. Pingback: Búsqueda de trabajo – 6 extremidades para alzar su campaña de | Articulos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s