Sobre la ley cubana

Ruleta Rusa


Es el primer día de Mayra en la calle. Toda la familia está en casa. Hay alegría, pero el ambiente es diferente. Mira a sus padres, ya no se inmutan cuando su hijo de 11 años, intenta hacerla reír con cuentos que chotean al comandante invencible y su “gloriosa Revolución Socialista”. Está asombrada, su madre de espalda, le ríe las gracias al niño.

Ahora si estaba segura; algo había cambiado. Antes, ellos vigilaban constantemente su vocabulario. Bajo ningún concepto le permitían hablar mal de la Revolución. Molestos le explicaban, el porqué debía estar eternamente agradecida: “gracias a ella tienes casa, estudias, no hay que pagar cuando te enfermas”. Un eco que aun se reproduce en sus oídos.

Sentada en el patio, respira aire fresco. Cierra los ojos y regresa nuevamente a su celda: ventanas tapiadas, aire húmedo y con un fuerte olor a excremento. Parpadea rápidamente y siente alivio. Si, las cosas habían cambiado. Frente tiene a sus padres, ahora se quejan casi susurrando, de lo mala que está ‘la cosa’. Cuentan, uno a uno, los centavitos en moneda libremente convertible, para ver si les alcanza para comprar una libra de aceite.

Mami con sus 65 años, está más gorda. No cabe en la silla que tiene frente a la máquina de coser. Ahora se dedica a remendar y zurcir ropas para la calle. Papi, está huesudo y con diez centímetros menos que hace cinco años. Le faltan dos días para cumplir 70. Es retirado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR). Tiene una chequera de 320 pesos y además trabaja como sereno en la empresa que queda cerca de casa. De vez en cuando, limpia el patio de los vecinos y hace más dinero extra.

Los veo así y no me los imagino, eufóricos en la plaza, apoyando a la Revolución; soñando con un paraíso donde no existirían las desigualdades sociales, ni la explotación del hombre por el hombre; creyendo en todo lo que decía, el preámbulo de la Carta Magna de la República. La que me obligó a leer mil veces, porque nos hacía iguales a todos.

Los fanáticos perdieron los bríos, cuando llegó el período especial. Recuerdo que en esa época me decían que hablara bajito, cuando enfurecida, me cagaba en la madre del programador de los apagones, y su más alto jefe. Ahora se hacen los sordomudos cuando mi hijo les dice que va a ser pelotero; pero no para ser el mejor como soñaría cualquier atleta, sino para viajar y quedarse en cualquier parte del mundo.

El mismo sueño que me llevó hasta “Doña Delicia”, un correccional para mujeres. Quinta avenida, policías, actas de advertencia, peligrosidad social y cinco años en prisión. Todo sucedió tan rápido ¡por estúpida! … “yo no mantengo ningún machango”. Si le hubiese dado lo que me pedían aquellos policías por hacerse los de la vista gorda, pero no transé y me embarqué ¿Quién iba a imaginar que me complicaría así de esa manera? Por culpa de esa hija de puta que intentó besarme ¡Asquerosa! y a la fuerza. No, no me arrepiento, si me volviera a suceder haría exactamente lo mismo. Total, la vida es una ruleta rusa.

Recuerdo la cara de mi padre en el juicio, la misma que ponía cuando mi madre le rogaba que hiciera las paces con su hermano, un marielito del ochenta. Nos estábamos muriendo de hambre, pero él ni a palos perdía su orgullo. Hasta que mami se enfermó de neuritis óptica y casi se va del parque. Ahora con gusto, recibe la remesa que viene del exterior, de Miami, “el nido de los gusanos”. ¡Qué gracioso! cuando me fui, era presidente del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), hace unos días renunció. Le llegó la carta de invitación para visitar a su familia en las entrañas del monstruo.

La vida gira y gira. Me pregunto qué hubiese sido de mí, si no me hubiese metido a jinetera. Tal vez fuese una borracha de cantina. De todas formas aprendí, que no importa el camino que tomes, si vas en busca de sueños poco probables. Yo solo quería huir de toda esta mierda y mírame aquí, sumergida hasta lo profundo en medio de ella. Por eso entiendo a mis padres, su silencio, su tristeza.

No es fácil reconocer después de tantos sacrificios, zafra de diez millones, trabajos voluntarios, guardias obreras, pagar la cotización de las Milicias de Tropas Territoriales (MTT), el CDR, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), actos, reuniones, marchas, consignas, informe sobre la vida y obra de otros, estemos peor, que cuando inició todo en 1959. No es fácil aceptar, que después de 51 años de socialismo, lo prometido, el lugar perfecto para criar a tus hijos, sea menos que un sueño irrealizable, una mentira.

Mayra vuelve acerrar los ojos, sus cabellos sueltos le hacen cosquillas a la par que bailan con el viento. Pasa suavemente su mano por la nuca, siente el astro que tiene tatuado en su cuello, suspira y mira a su alrededor buscando si alguien la mira. Seca sus ojos, no le queda más remedio, es la anfitriona, tiene que atender a la familia.

Laritza Diversent

Estándar

8 comentarios en “Ruleta Rusa

  1. Rafael Marques dijo:

    Laritza: Fuii preso en Cuba y todos entendemos tu mensaje bien claro./Desde Puerto Rico les apoyamos a todos ustedes valerosos jovenes cubanos. Adelante!!! Marques.

    Me gusta

  2. luicho dijo:

    Laritza me gusta más cuando escribes como hoy a cuando hablas de leyes. Como hablar de leyes en un país que no existe estado de derecho?, donde se violan todas las libertades? … Lo mismo está pasando en Venezuela, el gobierno viola todas las leyes y los abogados quedan como “pajarito en rama”

    Me gusta

  3. Jambalaia dijo:

    No entiendo bien el castellano, pero yo estoy sorprendido por lo que leo. Aquí en Brasil, Cuba es vista como una referencia a seguida.Não por la mayoría, pero para muchos intelectuales y periodistas.

    Muchas personas que lucharon contra la dictadura militar en 1964, apoya y defiende a Cuba. Me parece extraño. Se quejaron de que sus derechos se redujeron. Exigen una indemnización.

    Teníamos una revolución aquí en 1964 que dio un gran impulso en la economía, con la construcción de centrales hidroeléctricas, industrias de acero, etc No fue el gobierno totalitario y autoritario. El país ha crecido y no había una integración de las personas, porque el país es muy grande y nadie sabía muy bien qué estaba ocurriendo en todo el país.

    Cubanos discutir el socialismo mucho, pero el mundo sigue, no, el mundo se quede aquí mucho y se están quedando atrás.

    El mundo no va a esperar por ti.

    Deseo suerte a todos.

    Me gusta

  4. jorge luis dijo:

    lic. Laritza Diversent. con todo el respeto que se merece, me permito felicitarla por su estilo directo, objetivo y profundo de llegar a las personas. Seria muy agradable conversar personalmente con usted, imagino.

    Estoy de acuerdo con las palabras de Marianeli Rodriguez; en la intimidad del hogar cubano se habla abiertamente de los problemas cotidianos ej. El Estado no puede abarcarlo todo por su ineficiencia y leyes enredadas. , pero en reuniones o en la calle hay que tener mucho cuidado con lo que se dice, so pena de ser vejado, estigmatizado.

    Esa doble moral, careta es insoportable. El pueblo cubano debe sincerarse y debatir con altura acerca del legado Castrista. seguramente llegaran a la conclusion que el sistema ha fracasado economicamente y socialmente dejando a Cuba en la ruina.

    no se ha podido borrar las injusticias, la explotacion que se creian era la sangre del capitalismo, la prostitucion y otras lacras. La diferencia es que cuba no tiene infraestrutura, una cultura de servicio y atencion al publico, al cliente que sea respetuosa, considerada, afable, y eso porque no se permite que florezca cualquie iniciativa individual porque ” Papa Estado ” es el que manda. en resumen por la falta de libertad.

    es necesario que los residentes en la isla y los de fuera piensen en como ir creando condiciones y tomar conciencia, y reconocer cuales son los aspectos que deben ser cambiados y cuales no. leyes que permitan generacion de riqueza, para ir creando una base material desde la cual generar empleo con salarios dignos.

    Es claro que el socialismo no ha podido lograr lo antes mencionadopor su economia ineficiente, paternalista, derrochadora que no tiene dinamismo. ahora creo que tienen argumentos para poner en la balanza luego de 51 años de desgracia.

    no sabemos cuanto tiempo se alargue el eterno periodo especial. Para que aferrarse a una ideologia fracasada ?

    Me gusta

  5. Esta historia está llena del existencialismo caracterizado en las obras de Dostoyevsky, pero a lo cubano. Muchos conocemos de estas historias en diferentes versiones, ¡pobre realidad del pueblo cubano!

    La ruleta de la historia da la vuelta. El triste cuadro de la mujer que se prostituye por necesidad y no porque realmete le guste, se repite.

    La escritora cubana Dulcila Cañizares en su libro “San Isidro 1910-Alberto Yarini y su época” investiga sobre la historia de la prostitución de esa época desde el pundo de vista económico, político y social, basándose en entrevistas realizadas e investigaciones en documentos de ese período.

    Sería de gran utilidad para los estudiosos de estos temas sociales en un futuro, cuando no exista la dictadura castrista, recoger en un libro todas estas tristes historias, no para satisfacer curiosidades o alimentar sentimientos mórbidos, sino para que quede plasmado uno de los aspectos más feroces por los que atravesó la mujer cubana en un perído de la historia de Cuba que se llamó la Revolución cubana.

    Me gusta

  6. J.Flores dijo:

    Esto, a mi particularmente, me ha tocado de cerca. Creo que muchas familias cubanas deben tener casos parecidos. Laritza, tu labor con este blog es encomiable, mucho mas si es extensiva no solo a la red. Soy abogado como tu, graduacion 93. Si necesitas ayuda con algo que este a mi alcance, tienes mi email.
    Slds.

    Me gusta

  7. Si no hubiese conocido a personas como esta, te diria que deberias mandar este post a un concurso de ficcion para que te ganaras el primer premio. Tristemente lo que pintas es una realidad funesta que viven todos los cubanos residentes en la Isla. Pero lo cierto es que todos los “gusanos,” los de la ideologia “egoista,” los que apoyamos el cruel capitalismo, terminamos por subsidiar economicamente a los que nos otorgan estos adjetivos. Por amor no podemos voltear la cabeza y dejarlos recoger el fruto de la filosofia que defienden. Por amor, los que estamos lejos y somos parte del diabolico exilio, continuamos ayudando a aquellos familiares que todavia apoyan la doctrina de la “igualdad,” pero jamas la doctrina de la justicia. Por amor, y porque todavia guardamos la esperanza de un cambio para bien en nuestra Patria, seguimos pagando sobrepeso en el aereopuerto para ayudar materialmente a aquellos que todavia dicen que el sistema socialista extingue la explotacion del hombre por el hombre.
    Sigue escribiendo estas cosas Laritza, y no te calles. Tus palabras ayudan a los cubanos de a pie a darse cuenta que la tal utopia predicada por los profesores de marxismo es la climax de la incompetencia, el parar del desarrollo humano y el establecimiento de un injusto sistema donde el holgazan se aprovecha del trabajador, donde los humanos se convertiran en parasitos sin su propio cerebro. El capitalismo apoya la igualdad de oportunidad, pero ese sueno (o pesadilla) que tratan de perpetuar en Cuba, a traves de la llamada ‘igualdad’ economica, ha logrado quitar todos los incentivos para la evolucion del pais. Y esa es la sencilla respuesta de por que ‘la cosa esta tan mala.’

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s