Mi Isla

Circo y pan

La capital esta eufórica después de la victoria de Industriales contra Villa Clara. Nunca antes había sentido tan fuerte el fanatismo, ya no por el beisbol, sino por un equipo. No hay sexo ni edad, Cuba entera estuvo pendiente de la temporada de los play off, este año. Esencialmente después de la bronca entre peloteros y policía en el estadio deportivo “José Antonio huelga, en la provincia de Santi Spiritu.

La final, desesperante para los que no le gusta el beisbol, entre los que me incluyo. Siete noches estuvieron los hombres de casa pendientes del televisor y gritando. Unas veces molestos, otras, contentos por un jonrón. Dondequiera salía el tema de la pelota: en la parada, en la guagua y en las calles, acaloradas discusiones entre vecinos.

¡Qué casualidad! De siete juegos había que ganar cuatro y los equipos los discutieron todos. Muy conveniente para engrosar el patrimonio estatal. ¡Y qué hablar del trabajo de marketing! ¡Excelente! Pullovers, camisetas, viseras, gorras y simulación de matrículas de auto con la inicial y el nombre del equipo capitalino. ¡Imagínense! Hablamos de una ciudad de más de un millón de habitantes.

En los parabrisas de los autos, en los centros comerciales, estatales y particulares, la imagen de un león comiendo se una naranja. Para mí era totalmente intrascendente, pero me llamó la atención la coincidencia de los dibujos en varios lugares. Hasta que mi hijo me explicó que a los industriales les llamaban los leones de occidente y a los villaclareños, los naranja. Incluso me contó, que en su escuela hicieron una conga con motivo de la victoria.

La fiebre aun no baja, pero la tarde del jueves fue horrible. Estaba en el Vedado y me asusté cuando vi a un tumulto de gente correr en dirección de L y 23. El tráfico quedó paralizado ¿Qué pasa? Pregunté; pero nadie parecía escucharme. Todos miraban en una misma dirección: rumbo a Rampa y Malecón.

Lo confieso, por unos minutos pensé que se trataba de una manifestación, una protesta o revueltas. Tal vez sean las ganas, pero no. Miles de personas se trasladaron hasta allí para recibir al equipo de Industriales.

Los jugadores pasaron en un ómnibus saludando. ¿Toda esa movilización, solo por eso? ¿Hicieron una convocatoria en el Granma? Pregunté. Una uniformada de bachillerato, que tenía dibujado en el cachete la inicial del equipo, me miró con cara de pocos amigos.

La policía no podía controlar a la multitud enloquecida en medio de la vía pública. Eso no fue lo peor. Lo más terrible sucedió después, cuando fui a buscar la guagua para regresar a casa. No había forma humana de montarse en un ómnibus público. El transporte se congestionó por horas.

No es exageración, me sentí dentro de un filme de la Antigua Roma, cuando los senadores calmaban al populacho con circo y pan. En más de una semana los capitalinos no se preocuparon por la comida. No había buenos días, la jornada comenzaba con: ¿A quién le vas? ¿Cuánto? las apuestas también formaron parte de la excitación.

Laritza Diversent

Estándar

7 comentarios en “Circo y pan

  1. pancho dijo:

    oye caballero!!!, tampoco podemos pecar de sufridores que odiamos toda muestra de alegría o felicidad que podamos tener…, q tiene que ver el culo con el temporal?, quiero decir, ahora hay que pensar que llegar al 7º juego fue una manipulación de la dictadura para no sé qué cosa de no sé qué plan? eh chicos!!!, no caigan en al paranoia que tanto busca meternos y que nos ha metido la dictadura, tenemos que celebrar que pase este hecho deportivo y sus consecuencias en el pueblo, lo que tenemos que pedir es que toda la vida en cuba sea así de espontánea y popular y sin limitaciones!!!, eso sí!, pero no podemos arremeter contra la única muestra de júbilo que tenemos sólo porque el régimen dictatorial nos suprime las restantes…,

    Me gusta

  2. Y gracias que no trajeron los tamques de cerveza aguda al malecon , es parte de la conformidad a la que nos han acondicionado , y Las Damas de Blanco , Bien , con su cruz a cuestas , por cierto que hoy pasaron una conferencia de radio con la madre del Martir OZT y ella con un grupo del pueblo salieron para la iglesia en Banes y las estaban esperando las turbas con el jefe de Seguridad de Holguin y de Banes , una enfermera que ella dijo averiguara su nombre le dio palos por los brazos las piernas , en fin son Salvajes , fieras que defienden algo que ya murio y se niegan a reconocerlo , Increible .Saludos y Salud

    Me gusta

  3. Hola Laritza, es un placer poder leer tus posts, tienen la fuerza enorme de la verdad y de la razón. Si no te molesta, he incluido tu sitio en mi lista de blogs, e incluso estoy reproduciendo un articulo tuyo llamado “Los riesgos de escribir en Internet” con todo mi respeto.

    Creo que los que tenemos la “suerte” de vivir en libertad (condicional) en el exilio debemos tratar de dar la mayor promoción posible a sitios o blogs como el tuyo que tienen el valor enorme de ser originados dentro de las entrañas de la isla, y además, en las condiciones mas difíciles y adversas.

    Gracias por este esfuerzo que estas realizando, mientras más gente nos dediquemos a empujar el muro, más rápido caerá por su propio peso.

    Me gusta

  4. Hola Laritza:

    Bueno, se acabó el circo aunque sus retumbes de tambor resuenen un par de semanas, el problema es el pan, la gente pronto regresará a su realidad cotidiana.

    A las masas Pan, poco y racionado, lo mínimo, para que parezca suficiente pero nunca alcance, eliminando toda fuente de trabajo honrado que permita a los individuos suplir sus necesidades honestamente fuera del “presupuesto gubernamental”, de esta forma crear ciudadanos totalmente dependientes del Estado, que se ven obligados a delinquir y corromperse para sobrevivir; un Plan impecable.

    Ese Pan nuestro de cada día cuya obtención condena, pues todos somos culpables del pecado original de sobrevivir, no puede existir método más eficiente de represión, basta un breve “cateo” para “descubrir” en cualquier casa pruebas irrefutables de “actividad ilícita”.

    Es cuando el miedo, la auto censura, la traición y la doble moral se convierten en herramientas de supervivencia ciudadana… no importa cuán honesto seas con tu vida, SIEMPRE serás CULPABLE por el solo hecho de sobrevivir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s