Politicas

Trabajadores cubanos llamados al matonismo patriótico

Al parecer, la administración de justicia por medio del sistema de tribunales, es completamente inservible para la dirigencia histórica. La más reciente medida para preservar su poder, es convocar al “pueblo trabajador” a utilizar la violencia para combatir “las alteraciones del orden y disturbio contrarrevolucionarios”.

Si, el mismo pueblo que está lleno de pichones incapaces de sobrevivir sin las dadivas de Papá Estado y que según datos aportados por Raúl Castro, Jefe de Estado y de gobierno, en su más reciente discurso, tiene más de un millón de plantillas infladas, muy infladas, terriblemente infladas en casi todos los ámbitos del quehacer nacional.

Según el también Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) la revolución esta en el deber de enfrentar con firmeza pero con sentido político, esa terrible situación. No sé porque, pero ese llamado al matonismo patriótico, como lo califica Carlos Alberto Montaner, me huele a chantaje: o firmas o te incluyo en las plantillas reducidas.

¿Será por eso que están exigiendo firmar el compromiso de rechazar con firmeza cualquier manifestación contrarrevolucionaria o alteraciones del orden vengan de donde vengan y en la cuantía que sea? Así culmina el Acta de Constitución del Destacamento de Respuesta Rápida (BRR), unos de los anexos incluidos en el plan de actividades diseñado por los socialistas.

En esas condiciones no me extraña que directores, funcionarios y obreros se incorporen masivamente a las BRR. Se imagina a los trabajadores del turismo o de las tiendas recaudadoras de divisa, poniendo en riesgo sus puestos laborales. No importa que corra la sangre, es cuestión de supervivencia tomar en mano palos, cables y cabillas para defender enardecidamente “la Revolución”. En definitiva, habrá impunidad para todos.

Laritza Diversent

Estándar