Dania Virgen García

Caso García: el delito

Dania Virgen García fue detenida el 20 de abril. El tribunal municipal de San miguel la sancionó a 20 meses de encierro, por haber ejercido violenta y abusivamente sus derechos. Delito regulado en el artículo 159 del Código Penal, bajo la denominación de “Ejercicio Arbitrario De Derechos”.

El precepto, en su apartado primero, prevé una sanción de hasta de 3 meses privación de libertad o multa de hasta 100 cuotas, a quien ejerza por sí mismo, un derecho que le corresponda o razonablemente crea corresponderle, en contra de la voluntad expresa o presunta del obligado, sin haber recurrido a la autoridad competente.

El caso García, fue excepcional. El delito no es de los que, con más frecuencia, se comete en el territorio nacional. Juristas experimentados nunca han presenciado un juicio, en el que se intente aplicar esta norma. Mucho más, cuando por regla general, las autoridades policiales se niegan a intervenir en las disputas familiares, sean estas violentas o no. Siempre hay una primera vez y esta fue el caso de Dania.

En el apartado segundo el castigo se agrava. La pena puede llegar hasta 1 año de prisión o multa de 300 cuotas, si en el hecho se emplea violencia, intimidación en las personas o fuerza en las cosas. El tribunal condenó a García a 1 año y 8 meses de privación de libertad. Significa que extraordinariamente agravaron su sanción.

La resolución judicial aun no se conoce. No obstante, puede inferirse del articulado de la ley penal, que el tribunal apreció una o varias circunstancias personales que agravaron su responsabilidad. Única razón que explica, porque la sanción sobrepasa los límites del marco legal sancionador.

Según el Código Penal, el tribunal puede aumentar hasta la mitad el límite máximo de la sanción prevista para el delito cuando concurran varias circunstancias agravantes o una de ellas se manifieste de modo muy intenso. Analizando las agravantes prevista en el artículo 53 del Código Penal, podemos suponer que le aplicaron la regulada en el inciso g): cometer el delito con abuso de poder, autoridad o confianza.

La figura básica (apartado 1) del delito analizado, tiene como límite mínimo 1 mes de privación de libertad y como máximo 3. La figura agravada (apartado 2) está entre los 3 meses de prisión y un año. Si el tribunal decide apreciar la agravante extraordinaria de la sanción (artículo 54), en la básica el marco legal sancionador quedaría entre uno y seis meses, y en la agravada, de 3 meses a 2 años.

Conclusión: la aplicación de la ley penal en el caso García fue excepcional y muy rigurosa. La sanción impuesta fue doblemente agravada.

Estándar