Abuso de poder, Artimañas comunistas

Fórmula de confirmación

Entender el socialismo cubano es como resolver un problema aritmético sin utilizar la lógica. Principalmente porque sus conceptos y definiciones, no coinciden con los que tradicionalmente se emplean en las ciencias políticas. La dirigencia histórica tiene su propio diccionario.

Por ejemplo, en agosto de 2009, Raúl Castro, en su discurso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), dijo: “A mí no me eligieron presidente para restaurar el capitalismo en Cuba ni para entregar la revolución. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo”.

En cualquier parte del mundo que se escuche la frase, de boca de un jefe de Estado y de Gobierno, entenderían que fue elegido por su pueblo, en elecciones populares. En Cuba esto no es así. Nos distinguimos por ser la excepción en la regla.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros es elegido por la ANPP. Por tanto, cuando el menor de los Castro, se refiera a los que eligieron, piensen solo en 609 personas. Número de diputados que ejercieron el derecho al voto, en representación de más de 11 millones de cubanos.

¿El General de Ejército tuvo oposición en las elecciones, había varios candidatos propuestos para la jefatura del estado y del gobierno? No, el único postulado fue él. En Cuba hay un solo partido político y aunque ‘el PCC no participa en el proceso electoral’, su líder, es quien por lógica se propone para el cargo. Raúl Castro es el Segundo Secretario del Comité Central del Partido. El primero es su convaleciente hermano, casi desaparecido de la escena política.

La candidatura a Presidente de los Consejos de Estado y de Ministro, así como todos los demás cargos y puestos del Consejo de Estado, son de lista cerrada y bloqueada. Se proponen y nominan tantos candidatos como puestos a ocupar tenga el órgano.

Sumémosle además que también se emplea la formulita del voto unido para garantizar el 50% más uno, de los votos necesarios para ocupar el puesto. Este tipo de boleta electoral, impide al elector, el voto selectivo y preferencial. Por tanto cuando Raúl Castro hable de elección, entiendan confirmación.

Laritza Diversent

Estándar