Emigración, Mi Isla

Isla de presunciones

Hace un tiempo Teresa Navarro me escribió desde Costa Rica. Me contaba que los emigrantes de su país, se ganan la vida en los Estados Unidos, pintando y lavando traste; porque cuanto más llegaron a la mitad de la secundaria. Por el contrario opina, que “los cubanos que, salen de la isla a hablar mal de Fidel al resto de mundo, salen a delinquir y traficar drogas teniendo títulos”.

No me extraña que los latinoamericanos piensen así de los cubanos. Aunque no me parece justo, los entiendo. Los menos beneficiados, sin recursos y casi sin educación, salen en busca del sueño americano. Sortean todo tipo de obstáculos: Arriesgan la vida para cruzar ilegalmente la frontera, son víctimas del tráfico de personas y cuando son atrapados por las autoridades de migración norteamericanas, son deportados a sus respectivos países.

Situación diferente es la de los cubanos que emigran hacia los Estados Unidos. Salen de Cuba, en su mayoría, con títulos que les permite acceder a buenos empleos. Muchos opinan que es gracias a que Fidel, se preocupa por garantizar a todos educación gratuita. Ya en suelo norteamericano, son bien recibidos aunque entren de forma ilegal, gracias a la “Ley pies secos, pies mojados”.

Visto desde afuera, pudiera parecer un privilegio, y el termino malagradecidos, justificado. Es que cuando se dice la palabra Cuba se hacen presunciones…”los cubanos tienen lo que otros pueblos añoran: salud y educación gratuita”…. Sin embargo, eso no es suficiente para decir que esta isla, es un edén.

En algo se equivoca la señora costarricense. Criticar de la realidad cubana, no es hablar mal de Fidel. Cuba es de todos los cubanos. Segundo, no se debe echar justos y pecadores en el mismos saco. El emigrante cubano huye igualmente de la pobreza, la persecución y el exceso de prohibiciones; pero también, es el único en el mundo que pierde los derechos en su tierra natal.

Antes de juzgar debieran preguntar ¿Por qué emigran los cubanos? Cuba está lejos de ser el paraíso que otros imaginan. Sí, la educación es general, gratuita y accesible a todo ¿Pero tiene algún sentido estudiar y convertirse en un profesional, en un país donde el que recoge la basura o el custodio de un hotel, es mejor remunerado que un médico?

Estándar