Medio de subsistencia

Foto. Orlando Luis Pardo

Miguel era un trabajador que hacía cinco años laboraba como cocinero en una empresa estatal. Se levantaba a las tres de la madrugada para realizar un viaje de más de 12 kilómetros y llegar temprano al trabajo. Cumplió con todas las orientaciones del sindicato, cotizaba y resultó vanguardia en dos ocasiones.

El salario que recibía no le alcanzaba para solventar sus necesidades económicas. No obstante, entre sus planes no estaba la opción de abandonar el empleo. Tiene una esposa y tres hijas menores que mantener. Unas veces más, otras menos, compensaba las carencias con lo que allí resolvía.

Miguel se llevaba, parte de los alimentos del almuerzo de los otros trabajadores, para sostener a los suyos. Aceite, pollo, pescado, huevo, calamar, vianda, granos, etc., la necesidad lo impulsaba a llevarse lo que fuera. Era su responsabilidad, asegurar la subsistencia inmediata de los familiares a su abrigo.

En ocasiones, muy discretamente, vendía en el barrio alguno de los productos que hurtaba. Con ese dinero cubría otros gastos. Sus hijas necesitan ropa interior y zapatos. Mercancías que sólo venden en las tiendas recaudadoras de divisa. Moneda que él no recibe cuando le pagan su salario.

Alguien informó lo que Miguel hacía. Fue separado del centro, y por ser su primera vez, el tribunal lo sancionó a seis meses de privación de libertad por un delito de hurto, trabajando internado en un correccional de la agricultura. En la sentencia no se tuvo en cuenta los motivos que lo llevaron a cometer los robos. El sufrimiento de la pena tampoco impide que, desde su nuevo trabajo, continúe robándose alimentos para llevarlos a casa, cuando sale de pase.

Antes del triunfo de la revolución, existía en la legislación penal cubana, la figura del hurto famélico. Una circunstancia, que en casos, eximia al autor de responsabilidad penal, y en otros, disminuía la pena. Se apreciaba cuando una persona, hambrienta o indigente, se apodera de los objetos necesarios para su supervivencia y de las personas a su abrigo.

La justicia revolucionaria eliminó esta figura de derecho penal. Supuestamente el nuevo sistema, implantado el 1ro de enero de 1959, atendía las necesidades de todos por igual. Se había eliminado la vagancia, el desempleo, la mendicidad y los vicios. Causa esenciales de la miseria.

Visto así, era innecesaria esa figura en el Código Penal. Para el legislador socialista, nadie, en las nuevas condiciones creadas, cumplía con el requisito de estado de necesidad extrema que lo impulsara a cometer el delito de hurto. Este es un país, en el que todos los ciudadanos, gozan de la oportunidad y el derecho al trabajo.

Es irónico que sea hoy, precisamente la clase ‘proletaria’ cubana, la que se encuentra en un estado de necesidad tal, que se ve obligada a hurtar los recursos del Estado para sobrevivir y mantener a su familia. Este, es uno de los problemas sociales que más afecta la economía nacional y que el gobierno enfrenta bajo el titulo “la lucha contra las ilegalidades”.

A la benévola justicia revolucionaria, le interesa más sancionar como efecto ejemplarizante, que perdonar un hecho delictivo cometido por necesidad. La revolución, 50 años después, demuestra es incapaz de atender, por igual, las necesidades de la población. Aumenta la holgazanería, la indigencia y corrupciones. El ‘pleno empleo’ por sí sólo, es insuficiente para hacer desaparecer la miseria, el estado de necesidad y con ello la comisión del hurto famélico.

La historia de Miguel se repite en muchas familias cubana. Se puede contar de diferentes formas y con otros personajes. La realidad es una: la situación económica que atraviesa el país. La mayoría de los trabajadores vinculados laboralmente con el Estado, convierten el hurto en un medio de vida indispensable para subsistir.

Laritza Diversent

8 pensamientos en “Medio de subsistencia

  1. Pingback: Tweets that mention Medio de subsistencia « Jurisconsulto de Cuba -- Topsy.com

  2. A QUIEN PUEDA INTERESAR;
    EL OBJETIVO DEL PROCESO INSURRECCIONAL ES DECONSTRUIR LAS AUTOCRACIAS Y LOGRAR LIBERTAD DE ACCION Y PENSAMIENTO PARA TODOS. EL PROCESO INSURECCIONAL CUBANO NUNCA TERMINA, Y AHORA; EN EL SIGLO 21, PODEMOS TERMINARLO , OLVIDANDO LOS TIROS Y LAS GUERRAS Y COOPERANDO, TODOS LOS CUBANOS EN LOGRAR LIBERTAD DE ACCION Y PENSAMIENTO .
    LOS QUE VIVIMOS EN ESTE PLANETA LLAMADO ESTADOS UNIDOS, SABEMOS QUE ESA LIBERTAD DE ACCION Y PENSAMIENTO SE ADQUIERE PAGANDO POR ELLAS; A COMPANIAS PRIVADAS DE SEGUROS, ANTE LA LEY, SUPERVISADAS POR EL GOBIERNO; ESTO ES LA SEMILLA DE LA LIBERTAD DE ACCION Y PENSAMIENTO EN ESTADOS UNIDOS.
    LOS CUBANOS PODEMOS DEJAR DE GUERREAR ENTRE NOSOTROS Y APROBECHAR QUE EL NUEVO GOBIERNO REVOLUCIONARIO DEL IMPERIO NORTEAMERICANO QUIERE PERMITIR NUESTRO INTERCAMBIO SIN CONDICIONES, Y DEBEMOS INTENTARLO. ESTO ES UN LLAMADO A NUESTRAS GENERACIONES GRADUADAS EN EL EXILIO Y EN CUBA; A INDIVIDUOS; A LOS GENERALES DEL 26 DE JULIO; SIN SECRETOS, CONFIANDO EN TODOS, PORQUE POCOS SON LOS QUE QUIEREN ACTUAR ASI. EL ESFUERZO DE NUESTRAS GENERACIONES GRADUADAS EN EL EXILIO, TIENE LA PALABRA. EL OBJETIVO DE LA HISTORIA CUBANA ES EVOLUCIONAR; Y ESTA EN VUESTRA OSADIA CUBANA HISTORICA, SI LOS CUBANOS PODEMOS ANDAR SOLOS EN BUSCA DE UNA SOLA HUMANIDAD.
    HECTOR CORNILLOT
    POR FAVOR, ORA UNOS SEGUNDOS A TU DIOS, POR LA, FAMILIA EDUARDO AROCENA; AROCENA ES UN GUERRERO EN CARCEL DE ESTADOS UNIDOS

    Me gusta

  3. Hola Laritza, es una pena la forma en que tiene que vivir el pueblo cubano, despues dicen: por qué roban?, no se dan cuenta que es UNA FORMA DE VIDA, no los condeno pues si estuviera en esa misma posición hiciera lo mismo.

    Saludos

    Me gusta

  4. Es la pura y real realidad. Robarle al Estado. Ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón. Quién sino el Estado es el mayor atracador y ladrón en Cuba, cuanto le roba en salario a la clase trabajadora, qe son 20 dolares de salario (sueldo de esclavos) Cuando en América Latina no se baja de 400 dolares y hay pobresa aún. El cubano no sabe lo que es consumo, no conoce el papel higiénico, no sabe lo que es acompañar sus alimentos con aliños y sasones, no sabe lo que es comprar embutidos y enlatados, cremas y refrescos, ropa y zapatos , medias e interiores, no sabe lo que es consumir un café 100% natural, no conoce tantas cosas que da lástima mi pueblo en manos de ese desGobierno totalitario e Insuficiente, que es mucho peor que el peor de los capitalismos que haya existido en la faz de la tierra. Lo juro.

    La Dictadura Totalitaria de Castro debe ser destruida de raiz.

    Me gusta

  5. Se mire por donde se mire, condenar a un padre a seis meses de cárcel por robar comida para sus hijas es una desproporción horrorosa entre pena y delito.

    La pena de privación de libertad es un recurso extremo que se debe usar en casos excepcionales para delitos muy graves como el asesinato.

    Cuando se aplica esa pena todo el mundo pierde. Pierde el que recibe el castigo, pero también pierden las personas que dependen del reo, como las tres hijas de Miguel. Y además pierde la sociedad en su conjunto, porque Miguel deja de ser un trabajador productivo para convertirse en un prisionero que no produce pero hay que alimentar.

    Cuba es el cuarto país del mundo en porcentaje de población carcelaria. Los detalles se pueden ver en el siguiente link:

    http://www.nytimes.com/interactive/2008/04/22/us/20080423_PRISON_GRAPHIC.html

    Por delante de Cuba solo están Estados Unidos, Rusia y una pequeña isla-nación.

    No tiene sentido que un país como Cuba, que presume de tener una de las tasas de criminalidad más bajas del mundo, tenga semejante proporción de población carcelaria.

    Con una población más de cuatro veces menor, Cuba tiene tanto presos como España.

    Me gusta

  6. conozco personas que no pueden ”resolver” nada, unas porque estan retiradas, otras porque no hay nada que se puedan llevar donde trabajan. esas personas viven en una gran pobreza, tomando infusiones de cascara de naranja para matar el hambre. ese es el gran logro de la robolucion, repartir miseria.

    hector, que es lo que quieres decir??

    Me gusta

  7. En Barcelona, Catalunya, España, Europa a 24 de Junio de 2.010
    .
    .
    En un escrito anterior leí sobre el tipo penal del hurto famélico y no terminaba de comprenderlo bien. Ahora, gracias a esta columna veo que el hurto famélico es un atenuante del hecho de hurtar por necesidad acuciante.

    Es una lástima que en nombre de una pretendida coherencia —como “el sistema es perfecto” y “todo el mundo nada en la abundancia” ya no hay atenuante para el hurto— se acrecenten las injusticias y el sufrimiento.
    .
    .
    Reciba mi más cordial saludo,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s