Decreto-217/97, Emigración, Leyes en cuba, Mi Isla, Violación

La revolución que da y quita

Sandra hace 6 meses que vive en Ciudad de La Habana con su padre. Tiene 24 años y es maestra emergente de primaria. Trabajaba en su ciudad natal, Holguín; pero dejo la educación porque el salario no le alcanzaba. Ahora vende pastelitos en los portales de la Calle Monte.

Sandra estaba ahorrando para comprarse una casita. Pero la policía la atrapo cuando vendía dulces. Le pusieron una multa por especulación. Luego, la montaron en un tren de regreso a su provincia, por residir en la capital sin habérsele reconocido eses derecho. Fue víctima de la aplicación del Decreto-Ley 217 de 22 de abril de 1997, que establece las “Regulaciones Migratorias Internas para la Ciudad de La Habana“.

La disposición restringe la libertada de movimiento de los cubanos; proveniente de otros territorios del país. Impide que residan, domicilien o convivan, con carácter permanente y sin autorización, en la capital. La norma también se la aplica a los ciudadanos, provenientes de otros municipios de la capital, que se domicilien en una vivienda ubicada en los La Habana Vieja, Centro Habana, Cerro y Diez de octubre, sin la correspondiente licencia.

Sandra tiene que pedir permiso al Presidente del Consejo de Administración Municipal para vivir en la capital. Antes debe acreditar ante la Dirección Municipal de la Vivienda el consentimiento expreso de su padre, como propietario de la casa. Necesita, además, un documento expedido por la de la Dirección Municipal de Arquitectura y Urbanismo, que certifique que la vivienda cumple las condiciones mínimas de habitabilidad, y que cada conviviente tiene 10 metros cuadrados de superficie techada.

Aun cumpliendo todos los referidos trámites burocráticos, el problema de la joven no está resuelto. La decisión, afirmativa o negativa del Presidente Municipal, depende de la opinión que consta en un expediente que elaboraba al respeto, por la Dirección Municipal de la Vivienda.

Inútil es, que la Constitución de la República en su artículo 43, faculte a Sandra, como ciudadana cubana, a domiciliarse en cualquier zona o sector. Derecho, que según el precepto, fue conquistado por la Revolución, y si ella te lo da, también tiene la facultad de restringirlo.

Los “dirigentes históricos”, concentrados todos en el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, se sintieron con la facultad de promulgar una disposición, que restringe un derecho ciudadanos. La vigencia del decreto 217, prueba que el gobierno cubano y sus líderes, no tiene voluntad de cambios positivos. Mientras tanto casos como el de Sandra, comunes en Cuba, siguen sucediendo y los culpables impunes.

Laritza Diversent

Estándar

10 comentarios en “La revolución que da y quita

  1. rene libertario dijo:

    Mi estimada Laritza, la arbitrariedad es la norma del castromarxismo haciendo de la misma uno de sus instrumentos de dominacion que un ciudadano no pueda escojer donde pueda vivir dentro de su propio pais es sencillamente tetrico.La permanencia de la dictadura comunista en cuba es un enigma historico sin paralelo alguno, habiendo fracasado en todos los ambitos como es norma del desprecible marxismo solo creo dando respuesta a ello el estadocriminaltotalitario llevado a un grado tan criminal que cualquier mentira languidese ante las monstruosas verdades de la cuba actual. Se dijo que el comunismo es un enigma esbosado en en el misterio, hoy en cuba SE HA DEVLADO EL MISTERIO ASESINATO TOTAL DE LA VOLUNTAD POPULAR,por esto venga de donde vega todo el que este contra la tirania comunista sea bienvenido

    Me gusta

  2. Oscar dijo:

    Y creo que prohibirles a los orientales vivir en La Habana y hasta deportarlos, tiene un marcado proposito politico: el “privilegio” de trasladarse a residir en la capital, estara reservado como un estimulo solo para aquellos ciudadanos orientales que son estupidamente fieles y leales a los Castro, o por lo menos a los que aparentan serlo y a los que se meten a policias y andan en La habana repartiendo palos a los que se atreven a decir la verdad y opinar a favor de la libertad y la democracia. La decadencia del comunismo.

    Me gusta

  3. Oscar dijo:

    Pero de que se asombran, queridos comentaristas? Si la “Robolucion” comenzo quitandole descaradamente a sus legitimos dueños sus propiedades, fruto de años de trabajo y sacrificio, quitandole la vida en el paredon de fusilamiento a muchos otros que se opusieron a estos desmanes, quitandole la libertad a todos los cubanos. Desde sus inicios llegaron pisoteando la constitucion y la legalidad con sus inmoralidades. Esos que ahora son viejitos y que nos tienen sometidos hace mas de 50 años, llegaron desde el Oriente cubano y se apropiaron de La Habana, de sus mejores casas, hoteles, casinos, clubes, etc, etc y nadie les pudo prohibir que vivieran en la capital y peor aun deportarlos a sus respectivos pueblos orientales. Los comunistas son la peor plaga que tiene este planeta, no porque lo diga yo, que soy un ignorante…es que los hechos hablan por si solos.

    Me gusta

  4. esta es una gota más que llena el vaso, las condisiones se siguen creando para que todo tenga un desenlace final, creo fervientemente que son los Cubanos de Cuba quienes son afectados directamente por las malas desiciones quien tienen el poder de hacer saber la injusticia y la violacion de la ley dentro de Cuba.

    Me gusta

  5. Rebelde dijo:

    La cuestión es sencilla. Que denuncie la insconstitucionalidad de la citada ley.
    El Tribunal Constitucional de Cuba inmediatamente la declarará inconstitucional y la abolirá.
    Ay mi madre. No es fácil. Que tenga que venir yo a decir lo que hay que hacer……

    Me gusta

  6. Laritza, me parece tan ilógico y tan abusivo que un ciudadano no pueda moverse libremente y establecer su lugar de residencia dentro de un país que si fuera esa la realidad en Cuba, como describes, sería como una situación risible en una comedia de mal gusto.
    Tristeza da ver las maneras que tiene el castrismo para violar de una manera continua los derechos básicos de la población y como viola sus propias leyes incluyendo a la Constitución.

    Me gusta

  7. Pingback: Tweets that mention La revolución que da y quita « Jurisconsulto de Cuba -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s