Mi Isla, Rpresión

Tras excarcelaciones aumentan acciones represivas contra disidentes.

Después que en su discurso ante la Asamblea Nacional, Raúl Castro advirtiera “que no habrá impunidad para los enemigos de la patria”, las acciones represivas e intimidatorias contra opositores se intensificaron.

Efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y agentes de la Seguridad del Estado (SE), detuvieron selectivamente, el pasado 5 de agosto, en las cercanías del Malecón, a varios disientes.

La mayoría de los detenidos intentaban entrar a la Sección de Intereses norteamericana en la Habana, único lugar que en la Isla ofrece acceso internet gratuito a los cubanos. Ese día se cumplía un aniversario más del “Maleconazo” -rebelión popular que antecedió al éxodo de 1994.

Las detenciones arbitrarias, las citaciones oficiales y las actas de advertencia son los medios más utilizados por la policía política para reprimir a sus discrepantes. El 9 de agosto oficiales de la Contrainteligencia Militar (CIM) y la SE, citaron para entrevista al periodista independiente Iván García.

Las autoridades no cumplen los requisitos exigidos por la Ley de Procedimiento Penal en la realización de las citaciones oficiales. En la mayoría de los actúan por cuenta propia e irrespetan la ley.

Los agentes aseguran que García difamó instituciones militares, en uno de sus artículos publicados en el diario español “El Mundo”. El hecho está previsto y sancionado, en el Código Penal, como un delito contra el orden público. Sin embargo, los oficiales prefirieron advertir al corresponsal oficialmente.

El reportero opina que los oficiales que lo atendieron hicieron extensivas las palabras del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El levantamiento de varias actas de advertencia oficial (mínimo 3), constituyen un precedente que justifica la aplicación de un proceso judicial por peligrosidad predelictiva por conducta antisocial. Una de las figuras penales que más se aplica a los disidentes del régimen. Las sanciones pueden llegar hasta 4 años de privación de libertad.

El gobierno deja en claro, que las recientes excarcelaciones no significan implican un cese en la utilización de métodos represivos. El Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, aclaró que la defensa de calles y plazas, seguirá siendo un deber y un derecho de los revolucionarios.

El mensaje es claro para los que espera una mejora en la situación de los derechos humanos dentro de la isla. En cualquier momento y bajo cualquier fundamento puede nuevamente llenar las cárceles de presos políticos.

Laritza Diversent

Estándar