Engáñame que me gusta

Ne sé si todo, el que tuvo la oportunidad de escuchar o leer el discurso de Raúl Castro, le pasó lo mismo que a mí. Me quede atónita y un tanto confundida. No supe definir si realmente estaba ante un hombre reformista o simplemente era más de lo mismo. Tal vez fueron mis deseos por escuchar la palabra cambio.

En una primera lectura descubrí a un hombre que hablaba del futuro incluyendo a todos: “… proseguiremos,… haremos,… incrementaremos,… continuaremos…” y que confesó ser un luchador contra el secretismo estatal. Incluso, citó versículos de la Biblia “no darás falsos testimonios ni mentiras” y principios éticos de los Inca “no mentir, no robar, no ser holgazán”.

El Presidente del Consejo de Estado habló de la igualdad de todos ante la ley y la responsabilidad de aquellos que cometan “un delito en Cuba, con independencia del cargo que ocupe, sea quien sea”, tendría que “enfrentar las consecuencias de sus errores y el peso de la justicia”. Sin embargo, se siente con el derecho de corregir impunemente las faltas cometidas en cinco décadas de construcción del socialismo

El menor de los hermanos Castro, dijo que pondría fin a los incumplimientos y los sobregiros. El dirigente histórico no se conformará con justificaciones, imprecisiones y mentiras de los cuadros a cualquier nivel. “los compañeros que den información inexacta serán removidos definitivamente y hasta separado de las filas del Partido si milita en él”, afirmó

Como ejemplo puso la destitución de Jorge Luis Sierra Cruz, Yadira García Vera y Pedro Sáez Montejo, que ocuparon importantes responsabilidades en la dirección del Partido y del Gobierno, “por tomarse atribuciones que no le correspondían y que les condujeron a serios errores en la dirección”.

¿Me gustaría saber que estaba haciendo el también segundo secretario de Partido Comunista de Cuba, como máximo responsable del Estado y del Gobierno, cuando esos hechos ocurrieron? Tal vez, por ese motivo, no los puso a disposición de los tribunales de justicia.

El dirigente histórico reconoció la libertad de crítica como un derecho del que no se debe privar a nadie, pero que mantiene vigente la Ley 88/99, (Ley Mordaza) que penaliza severamente el ejercicio de libre expresión.

Hablo de la discusión abierta, debates sin ataduras a dogmas y esquemas inviables, sin excluir criterios divergentes, pero condicionadas a un escenario específico. Aceptará la diferencia de opiniones, siempre que se expresen “preferiblemente” en tiempo oportuno, forma correcta y lugar adecuado.

También reconoció que el Estado no se tiene que meter en las relaciones entre los particulares, pero decide que se compra y vende en la sociedad. Afirmó que el ejerció por cuenta propia los liberaría de realizar actividades relacionadas con la oferta de bienes y servicio a la población, pero no renunció al control sobre la misma. Incluso es el gobierno quien decide, qué y cómo debe trabajar este sector, y en qué forma y bajo que métodos de organización tendrán que funcionar.

A la par de reformista, el discurso de Raúl castro me pareció camaleónico y surrealista, para tratarse del contexto cubano. En una segunda lectura de sus palabras, mi confusión desapareció al igual que mis esperanzas por el cambio. A medida que avanzaba y profundizaba mi análisis, mi subconsciente no dejaba de repetir la frase proverbial “engáñame que me gusta”

Laritza Diversent

7 pensamientos en “Engáñame que me gusta

  1. Y a él y al carebloke ex jefe kien los va a juzgar? 52 años de errores y mala administración política y todavía ahí en su cargo,te traduzco el discurso? Voy pa’ ti:
    Akí kienes mandamos somos el demente en jefe y yo,ustedes trabajen y no saken un pelo porke los tronamos y le hacemos la vida un talco.
    Cepillense sin pasta este año,el ke viene no tendrán muelas.
    Obedescan y callen,levánten las manos y acaten,yo acepto la diferencia de opinion,o sea les gusta me hermano o yo,escojen socialismo o muerte,en esta finca mando yo ahora.
    Y eso ni hablar de la regaladera de vacunas,colchones y cemento,suelo granitado,médicos repartío por toda latinoamérica y etc.
    Pero pal pueblo de Cuba hay blokeo.
    A los unicos ke no les importa el pueblo es a ellos dos(me refiero al caballo y a la llegua de su hermano al mando)

    Me gusta

  2. Es como un sueño de verano, una fantasía, una gran mentira castrista como ha sido a lo largo de medio siglo.
    No hay ni habrá cambio porque la más mínima apertura conllevará la pérdida del poder y la pérdida de poder conlleva enfrentar a la justicia por los desmanes y crímenes cometidos a lo largo de 52 años.
    No habrá tierra o país que quiera cargar con ellos, ni tampoco lugar en donde no los alcance la justicia.

    Me gusta

  3. no hay dudas de el caracter camaleonico y de la intencion premeditada de enga~os a la poblacion ,cambios que propicien
    una mejora radical de las condiciones de vida o que puedan superar los niveles de pobreza a la que los castros han condenado al pueblo esos no van a tener lugar, ellos saben que propiciar los cambios que todos los cubanos desean, solo radicalizaria el proceso de pasar de cambios economico a los politicos y los castros solo aspiran a mantenerse en el poder sin el peligro de ser desplazados de este en vida, la formula de mantener a el pueblo sumido en la miseria y la obstinacion de
    sobrevivir con escasecez, les ha sido muy efectiva para conservar el poder y no van a renunciar a ella

    Me gusta

  4. Más de los mismo es correcto. Como si en estos 52 años no hubieran estado gobernando el país y ahora llegan nuevos y se enteran de todas estas atrocidades. Eso lo han hecho ya más de veinte veces , bueno, antes lo hacía el coma-andante Fidel, ahora es la copia del original.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s