Mi Isla

La misiva al comité central del partido


“Ante la falta de valentía y la indiferencia mostrada por nuestro Ministerio nos dirigimos a la representación más alta del poder del pueblo en busca de una actitud más ética”, así afirmaron dos especialistas de Primer grado en Medicina General Integral, los doctores Jeovany Jiménez Vega y Rodolfo Martínez Vigoa, el 31 de Marzo de 2006, en una misiva que enviaron al Consejo de Estado y al Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Los dos médicos, graduados desde 1994 como parte del VII Contingente “Carlos J. Finlay” y con más de una década de experiencia profesional, laboraban en el Hospital “José Ramón Martínez” del Municipio Guanajay, hoy provincia de Artemisa, se dirigieron a la máxima dirección del país en busca de una respuesta a sus inquietudes.

En las cartas, con idéntica redacción para ambos órganos, informa sobre la misiva fechada 12 de junio de 2005, firmada de puño y letra por 300 trabajadores, respaldando el criterio que ellos sostenían, y que fue entregada en el Ministerio de Salud Pública el 11 de noviembre de 2005, del que no recibieron respuesta. Significándoles además que los firmantes también esperaban sus respectivas contestaciones.

El 12 de junio de 2005 los dos galenos, envían una primera carta al Dr. José Ramón Balaguer, en su carácter de Ministro de Salud Pública, donde expresaron su opinión e inconformidad con el aumento salarial al sector de la salud que se produjo en ese mismo mes y año.

La iniciativa fue secundada por 300 trabajadores, de los cuales 180 eran médicos y estomatólogos. Según los doctores las rubricas tenían el propósito de “reflejar un criterio generalizado, el sentir de la abrumadora mayoría del personal calificado subordinado al MINSAP”.

En junio de 2005, el gobierno aumentó el salario del sector de la salud, en 48 pesos. “La realidad no colmó nuestras expectativas, afirmaron los galenos en su primer escrito. “se esperó aumentos mucho mayores que sí vinieran a paliar nuestra crítica situación económica, producto de varios lustros de consagración a nuestra profesión por una retribución para nada proporcional con la carestía real de la vida.

Ante el silencio del Ministro de Salud Pública, Dr. Balaguer Cabrera y la reacción por autoridades políticas locales, los dos galenos enviaron una segunda misiva el 19 de Octubre de 2005, quienes aclararon en esa ocasión, que el criterio sostenido “es estrictamente personal, por cuanto no se responsabiliza a nadie más por lo que aquí se dice”.

“convencidos del deber elemental de hablar a rostro descubierto aún sobre verdades dolorosas, según la prédica martiana de que la pluma debe mojarse con la sangre de la verdad aunque nos mane del costado”, consignaron los jóvenes en el segundo escrito, refiriéndose a “la penosa situación económica del personal calificado del MINSAP”

Los dos médicos alertaron al titular de Salud Pública, sobre la necesidad de encontrar mejor forma de retribuir a los, que interrumpe la evolución natural de la enfermedad y devuelve sano a su trabajo, en la mitad del tiempo a un individuo, que quizás sin nuestra intervención, sería una carga para el Estado. En definitiva solo querían “una solución efectiva y merecida para aquellos que siempre han sido parte de la vanguardia de la Revolución”, afirmaron en su escrito.

Estándar

Un comentario en “La misiva al comité central del partido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s