Mi Isla

Parlamento cubanos no consultará al pueblo

Un 6,97 % de los cubanos opinaron sobre los lineamientos del Partido, sin embargo, en el proceso de implementación legal de esto, no está previsto que la asamblea consulte al pueblo mediante referendo.

Laritza Diversent

En medio de una crisis y el descalabro del sistema económico, los comunistas cubanos decidieron realizar reformas para “garantizar la continuidad e irreversibilidad del socialismo”. En los debates estuvo ausente la palabra derechos humanos. ¿Será que a los cubanos no les interesa vivir en libertad?

En realidad, los isleños no pudieron incluir en las reformas, temas como la libertad para asociarse, para salir y entrar de Cuba o la iniciativa económica en igualdad de condiciones con el estado. El partido dijo que y como reformar. También mandó a la Asamblea Nacional a transformar en ley, sus decisiones.

En un informe, sacado a la venta en la isla, en la segunda semana de mayo, el Partido Comunista de Cuba presentó los resultados de los debates sobre 219 lineamientos de la política económica y social propuestos, y que después se ampliaron a 313, al ser discutidos “por todo el pueblo”.

Los 1000 delegados del congreso comunistas, que representan aproximadamente el 0,009 % de la población, aprobaron las reformas. Sin embargo, sus principales líderes también lo son de los máximos cargo del gobierno, del estado y también ocupan puestos en el parlamento. No hay duda que sus decisiones tomaran fuerza de ley. Una tremenda demostración de unidad y concentración del poder.

El partido comunista es el único reconocido en el sistema. No participa en las elecciones, pero constitucionalmente, está catalogado como la fuerza dirigente del estado. Con sus casi 800 mil miembros, que representan un 7,14 % de los cubanos, tiene más poder de decisión que la Asamblea Nacional, el órgano que representa y expresa la voluntad de 11,2 millones de habitantes.

Según los datos ofrecidos en su informe, el PCC consultó a mas de 8 millones de cubanos, aproximadamente un 79,6 % de la población total de la isla. Un 33,9 %, de los participantes, levantó la mano, dio su nombre y apellidos; para intervenir en los debates en “reuniones de sus organizaciones de base, centros de trabajo o estudio y las comunidades”

En términos prácticos significa que, un 26, 9 % de los cubanos hablo. Sin embargo solo opinaron 781 mil 644, que representa un 25,8 % de los que intervinieron, un 8,76 % de los participaron en los debates y un 6,97 % del total de cubano. Una verdadera lección de democracia socialista.

Con la primera sección parlamentaria de este año, continuará la tercera fase del proceso de reforma, “la institucionalización”. En sentido estricto y práctico, habría institucionalidad, si antes de implementar legalmente los lineamientos aprobados, la Asamblea Nacional realizara un plebiscito.

La cuestión es si el parlamento considera necesario, realizar un referendo, después de la “consulta Popular” que hizo el Partido Comunista. Hasta ahora no habido una declaración de intención. Todo parece indicar que no.

 

 

 

Estándar