Mi Isla

Parlamento cubanos no consultará al pueblo

Un 6,97 % de los cubanos opinaron sobre los lineamientos del Partido, sin embargo, en el proceso de implementación legal de esto, no está previsto que la asamblea consulte al pueblo mediante referendo.

Laritza Diversent

En medio de una crisis y el descalabro del sistema económico, los comunistas cubanos decidieron realizar reformas para “garantizar la continuidad e irreversibilidad del socialismo”. En los debates estuvo ausente la palabra derechos humanos. ¿Será que a los cubanos no les interesa vivir en libertad?

En realidad, los isleños no pudieron incluir en las reformas, temas como la libertad para asociarse, para salir y entrar de Cuba o la iniciativa económica en igualdad de condiciones con el estado. El partido dijo que y como reformar. También mandó a la Asamblea Nacional a transformar en ley, sus decisiones.

En un informe, sacado a la venta en la isla, en la segunda semana de mayo, el Partido Comunista de Cuba presentó los resultados de los debates sobre 219 lineamientos de la política económica y social propuestos, y que después se ampliaron a 313, al ser discutidos “por todo el pueblo”.

Los 1000 delegados del congreso comunistas, que representan aproximadamente el 0,009 % de la población, aprobaron las reformas. Sin embargo, sus principales líderes también lo son de los máximos cargo del gobierno, del estado y también ocupan puestos en el parlamento. No hay duda que sus decisiones tomaran fuerza de ley. Una tremenda demostración de unidad y concentración del poder.

El partido comunista es el único reconocido en el sistema. No participa en las elecciones, pero constitucionalmente, está catalogado como la fuerza dirigente del estado. Con sus casi 800 mil miembros, que representan un 7,14 % de los cubanos, tiene más poder de decisión que la Asamblea Nacional, el órgano que representa y expresa la voluntad de 11,2 millones de habitantes.

Según los datos ofrecidos en su informe, el PCC consultó a mas de 8 millones de cubanos, aproximadamente un 79,6 % de la población total de la isla. Un 33,9 %, de los participantes, levantó la mano, dio su nombre y apellidos; para intervenir en los debates en “reuniones de sus organizaciones de base, centros de trabajo o estudio y las comunidades”

En términos prácticos significa que, un 26, 9 % de los cubanos hablo. Sin embargo solo opinaron 781 mil 644, que representa un 25,8 % de los que intervinieron, un 8,76 % de los participaron en los debates y un 6,97 % del total de cubano. Una verdadera lección de democracia socialista.

Con la primera sección parlamentaria de este año, continuará la tercera fase del proceso de reforma, “la institucionalización”. En sentido estricto y práctico, habría institucionalidad, si antes de implementar legalmente los lineamientos aprobados, la Asamblea Nacional realizara un plebiscito.

La cuestión es si el parlamento considera necesario, realizar un referendo, después de la “consulta Popular” que hizo el Partido Comunista. Hasta ahora no habido una declaración de intención. Todo parece indicar que no.

 

 

 

Estándar

4 comentarios en “Parlamento cubanos no consultará al pueblo

  1. Un referendo, sin libertad de expresión e intercambio de ideas, no vale, porque las personas están bloqueadas para recibir la información que necesitan para decidir (además del temor de contradecir al poder en la votación).

    Las “asambleas populares” del PCC tampoco sirven como acto democrático o de decisión colectiva por lo mismo. Esas “asambleas” son sólo para sondeo de hasta dónde están contrariados los ciudadanos (¡y los llamados “opositores” ni saben aprovecharlas!).

    Luego, necesitamos otra actividad. Como instruir a los ciudadanos para que aprendar a hacerse respetar. Idea sencilla y efectiva es ayudar a difundir dentro de Cuba la autoencuesta siguiente:

    // Aspiraciones sociales cubanas, ¿sí o no? //

    Preguntas claras relacionadas con la sociedad que cada cubano podría responder. Basta con decir “sí” o decir “no”.

    ¿Desearía o no que cualquier ciudadano que piense que tiene mejores ideas para el País y se sienta más capaz, que muchos de los actuales miembros de la asamblea nacional, pudiera hacer lo siguiente?

    Darse a conocer él mismo y sus ideas, con completa libertad, entre sus conciudadanos de su provincia o región. Someterse a elección por parte de éstos, y ocupar una plaza como miembro de esa asamblea si obtiene la aprobación de una amplia mayoría entre ellos.

    ¿Desearía o no que una persona que usted haya podido elegir de esa forma lo represente en la asamblea nacional? ¿Que usted pueda hacer contacto con la oficina de ese representante suyo cada vez que quiera, para preguntar y comunicar preocupaciones sobre cualquier asunto de interés nacional? ¿Y que usted pudiera, con total libertad, en cualquier momento acordar con un grupo suficiente de conciudadanos que ya no desean que su representante siga en esas funciones, y así se cumpla? ¿Desearía todo esto, sí o no?

    ¿Desearía o no que la asamblea nacional sesionara permanentemente, pudiera discutir todos los problemas de interés nacional y tuviera la última palabra en todas las decisiones básicas del funcionamiento nacional?

    ¿Desearía o no que todos los gastos presentes y pasados a nombre del País pudieran ser conocidos por cualquier ciudadano con precisión de centavo? ¿Conocer el monto exacto de las deudas y otros compromisos de pagos a nombre del País, presentes y pasados, y el nombre de las entidades que son nuestros acreedores como país? ¿Conocer el importe de los recursos obtenidos del País por cada miembro actual o pasado del gobierno para su uso personal? ¿Desearía poder conocer siempre todo lo anterior, sí o no?

    ¿Desearía o no que todos los órganos de aplicación de la ley, el orden y la seguridad del País estuvieran regidos estrictamente por el sistema de gobierno, estuvieran obligados a respetar en todo momento todos los derechos del ciudadano, incluyendo la no violación de su dignidad ni de su integridad física y emocional? En resumen, ¿desearía o no que en esos órganos estuvieran excluídas toda acción o procedimiento ilegales o abusivos?

    ¿Desearía o no que cada persona en el País pudiera desarrollar la capacidad que quisiera y de que fuera capaz para producir bienes o servicios, pudiera recibir la compensación justa por la riqueza que genera y luego pudiera emplear lo que recibe a cambio de la forma que desee siempre que no sea dañina para los demás? ¿Que cada persona pudiera agruparse con otras u organizar a otras para hacer eso mismo, y que dentro del grupo cada uno pudiera recibir igualmente compensación equivalente a lo que contribuye para que el grupo produzca riqueza? En resumen, ¿desearía o no que cada uno pudiera trabajar al máximo de su capacidad y ser dueño del fruto de su trabajo?

    ¿Desearía o no que se difundiera en el País el conocimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por todos los paises representados en las Naciones Unidas en 1948 con importante participación de Cuba en ese momento? ¿Desearía o no que esa declaración fuera de estricto cumplimiento en el País?

    No responda “Sí, pero eso es muy difícil de lograr”.

    No responda “No, porque eso perjudicaría a ‘la revolución'”.

    Diga simplemente “Sí” o “No”. Estas preguntas sirven para que usted conozca más sobre sus deseos y sus aspiraciones sociales.

    ¡Y haga llegar estas preguntas a tantos cubanos en Cuba como pueda!

    ——————————————————
    (Disponible listo para imprimir en http://mhecnet.org/DemocraciaSIoNO.doc )

    Me gusta

  2. Rafael Perez dijo:

    No habra plebiscito ni habara nada mas que o que hasa ahora se ha visto. Una pantomina macabra que tiiene como telon de fondo los crimenes que es dictadura ha cometido en este mas de medio siglo. Pero se respiran cada vez mas la inconformidad y el disgusto de la poblacion. Quizas no ese lejano el dia que en Cuba pueda instaurarse un verdadero sisma deomocratico que eche por tierra los abusos y desmanes de la tirania de los Castro.

    Me gusta

  3. fran dijo:

    En el momento que se convoque a un referendo popular,libre y con observadores internacionales que velen por la transparencia,el caracter “irreversible” del socialismo deja de ser tan irreversible.

    No tienen el valor de preguntar en serio qué quiere su tan amado pueblo cubano.Mejor dirigirlo con mano firme.

    ¿Cómo pueden tener valor unos viejitos en el poder para declarar irreversible un sistema político?,como si las nuevas generaciones no tuvieran nunca derecho a opinar.

    ¿Por qué será que tantos cubanos sueñan con salir corriendo de su pais?
    ¿Cuanto tiempo más piensan tener amarrados a los isleños?
    ¿De verdad piensan que pueden mantener una situación así indefinidamente sin que la gente acabe revelándose?.
    Son unos ilusos,o lo que es peor,unos canallas.

    Saludos Laritza,tu trabajo es excelente y muy bien encaminado.Quien no llora no mama,y quien no se queja y defiende de los abusos acaba llevando doble ración.

    Me gusta

  4. Pingback: La Democracia que no entendemos « Sin_Censura

Responder a fran Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s