Mi Isla

Hoy el Tribunal de la Habana juzgará a ex militar que disparó contra adolecente

Laritza Diversent

Varios testigos fueron citados por el Tribunal de La Habana, para participar en el juicio seguido por un delito de asesinato, a celebrarse en la mañana de este 9 de diciembre, contra Amado Interian, Mayor retirado de la policía que disparo contra el adolecente, Alain Izquierdo Medina de 14 años y de la raza negra, el pasado 15 de julio.

Según Ismael Suarez Herce de 17 años, testigo presencial de los hechos y primo de la víctima, Interian, alias “el Pinto”, los atrapo trepado en un árbol de mamoncillo en una finca. El hombre de aproximadamente 60 años se encolerizó. “Oye negro tu veras lo que te va a pasar”, dijo y disparó su revólver calibre 45. Al momento de los hechos, el ex militar aun tenía licencia para portar armas de fuego.

La bala entró en el cuerpo de Izquierdo Medina por el glúteo izquierdo. Destruyo la vena femoral atravesó el riñón y hasta alcanzar el pulmón. La muerte fue casi instantánea. La funeraria entregó a los familiares un acta de defunción que certificaba como causa de muerte, anemia aguda. A pesar de las exigencias, Medicina legal nunca entrego informe de la autopsia a los familiares.

La finca donde sucedieron los hechos está ubicada en Las Lajas, en Mantilla, un barrio marginal que tiene una población predominantemente negra, de bajos recurso y con altos índices de peligrosidad. Suarez Herce, afirma que atravesaban por allí para darse un chapuzón en la presa de Abelardo, en el Calvario.

El ex policía Amado Interian, fue jefe del sector policial, en varias localidades de Arroyo Naranjo, el municipio más pobre y violento de la capital cubana. Vecinos y familiares de la victima lo describen como un hombre iracundo y fácil al gatillo. Como oficial retirado del cuerpo militar, será juzgado por la ley penal civil que prevé una sanción por el delito de asesinato entre 15 a 30 años de privación de libertad.

Hasta el momento se desconoce el paradero del ex oficial. Estuvo recluido en Valle grande donde mismo estaba el hermano mayor de su víctima, en espera de juicio. Reclusos residente en la zona de Mantilla, aseguran que actualmente no está en ese lugar ni en el Combinado del Este, prisión de máxima seguridad ubicada en la Habana.

La madre de la víctima, Raiza Medina, cree que la quieren excluir de participar en juicio contra el asesino de su hijo. Aun no ha recibido citatorio como parte afectada. Una oficial nombrada Aiza que atiende a las víctimas en 100 y Aldabó, le dijo los perjudicados, no se citaban y le recomendó informarse con el oficial que lleva el caso. Hasta hoy nadie de Instrucción penal responde a sus llamadas

Estándar