Mi Isla

Reglamento de Prisiones: letra muerta

Yaremis Flores.

Raúl Rodríguez Soto extingue sanción en la Prisión de Guanajay. Aunque, según familiares, las pruebas fueron insuficientes para confirmar su culpabilidad, Raúl ya cumplió siete, de la sanción de treinta años, que le fuera impuesta por el delito de Tráfico ilegal de personas.

El jefe de la Prisión, nombrado Joaquín Darias, obliga al interno a usar el uniforme. Aún y cuando el recluso padece de dermatitis por contacto, a causa del tinte en la ropa. Producto de esta arbitrariedad presenta llagas infectadas, situación agudizada por su condición de insulino-dependiente sin tratamiento.

La doctora de la prisión indicó que el interno solo puede usar ropa blanca de algodón. Pero, “El jefe es quien manda” afirmó. Cuando el interno se niega a llevar el uniforme lo privan de disfrutar de la visita, su único aliciente en cautiverio.

Rodríguez Soto, 44 años, quien solía residir en Estados Unidos, tiene dos hernias discales con afección a la micción urinaria. Debido a la diabetes se le están cayendo los dientes y el glaucoma avanza de manera fulminante. Sus enfermedades, avaladas por los propios médicos del establecimiento penitenciario, no reciben el tratamiento médico apropiado. Además es esquizofrénico paranoide con trastornos bipolares desde la infancia, sin atención psiquiátrica.

Ya en cumplimiento de su condena, en una ocasión intentó ahorcarse y en otra se envolvió en una colchoneta incendiada” comentó su esposa.

Raúl Rodríguez Soto no clasificó en los parámetros de Castro para ser indultado. Mientras, tiene que soportar los desmanes comandados por el jefe de la prisión. La Fiscalía Militar está al tanto de lo sucedido, pero aún no se pronuncia.

Según el Reglamento de Prisiones el recluso tiene derecho a recibir una adecuada atención médica; y el deber de llevar el uniforme reglamentario siempre que no afecte su salud y dignidad. Sin embargo, pareciera letra muerta este reglamento casi de carácter secreto. Incluso para los propios oficiales que lo incumplen.

 

Estándar