Elecciones, Elecciones municipales, Peligrosidad social, Peligrosidad social predelictiva

Hoja de ruta

La peligrosidad social, regulada en la legislación penal, necesita reformas para que llegue a Cuba la democracia. Este, es el criterio de un grupo de abogados, miembros de la organización Lawyers Without Border UK Limited, en su libro ‘Proyecto electoral, Hoja de ruta’ (tercera edición).

La obra aborda un análisis de la legislación vigente en Cuba, que obstaculiza la celebración de elecciones libres y justas. Ofrece una gama de propuestas a tener en cuenta, en un futuro proceso de transición democrática.

La investigación, basada en estándares electoral internacionales, evalúa el impacto que en su forma actual tienen una serie de disposiciones normativas, sobre la conducción de elecciones libres y justas. Recomienda además, que preceptos de estas, deban crearse, modificarse, eliminarse o retenerse. Fundamenta objetivamente las razones para el cambio.

El vigente Código Penal (CP) es una de las leyes analizadas y dentro de este, la figura del estado peligroso (artículos del 72 al 75 del CP). Al respecto, el grupo de jurista recomienda eliminar el término “socialista”. En este sentido argumentan que:

“La referencia específica a mantener una moralidad socialista presupone que la parte en ejercicio del poder es socialista en su naturaleza. En consecuencia, esta disposición en su forma actual podría conducir al castigo de cualquier individuo que demuestre oposición al gobierno socialista, lo que tendría un efecto directo y adverso en la celebración de elecciones libres y justa en Cuba”.

Exhortan además, en esta parte del articulado penal, agregar un texto dispositivo que excluya el discurso y acciones políticas, no violento, del término ‘peligrosidad’. La idea intenta evitar, que la vaguedad y amplitud de la definición del vocablo, se utilice como un medio de opresión a los oponentes políticos.

La Hoja de Ruta del ‘Proyecto Electoral’ brinda propuestas neutrales con respecto a teorías políticas y socioeconómicas. Defiende la reforma legal y la eliminación de los compromisos políticos en la legislación, como un medio de promover la transición pacífica hacia una Cuba democrática.

Laritza Diversent

Estándar