Democracia Socialista, Derecho de propiedad, Derechos humanos, Derechos Laborales, Economía, Propiedad estatal, propiedad socialista, Trabajadores cubanos

Reajuste económico en detrimento de los derechos

 

El gobierno cubano recientemente lanzo su proyecto de lineamientos de la política económica y social, para ser aprobados en el próximo congreso del Partido Comunista de Cuba, previsto celebrarse en abril del 2011. Al parecer en los próximos 5 años, el tema de los derechos fundamentales de los cubanos estará fuera de la agenda estatal, principalmente los derechos laborales.

En Cuba el sistema económico se basa en la “propiedad estatal socialista de todo el pueblo” sobre los medios fundamentales de producción. En la nueva actualización del modelo económico, se toman una serie de medidas para eliminar subsidios, gratuidades y tratamientos paternalistas, pero no se mencionas las garantías ciudadanos frente al poder de una administración, que es completamente irresponsable ante sus gobernados.

El Estado socialista continúa figurando como el único ente capaz de satisfacer intereses generales de la sociedad cubana, tanto en el plano individual como en el colectivo. Las nuevas políticas fortalecen sus empresas en detrimento de los derechos de los trabajadores.

Estrategia ya puestas en práctica con las recientes modificaciones legislativas llevadas a cabo por el Consejo de Estado, las que tiene como principal objetivo eliminar la responsabilidad legal del “Estado Socialista”, en la protección trabajadores disponibles, y de las empresas estatales, en la reubicación de estos.

Frente a eses exceso de poder de la administración socialista, las garantías laborales son mínimas. Las empresas estatales tiene la facultad de realizar procesos de restructuración de plantillas, hacer despidos en masa y cuestionar la capacidad de los trabajadores, alegando falta de idoneidad.

El obrero, como único medio de defensa, cuenta con un “Órgano de Justicia Laboral de Base”, en el que uno de sus miembros representa a la administración de la entidad que lo despide o con los tribunales, que constitucionalmente reciben instrucciones directa del Consejo de Estado, el mismo que puso en vigor las medidas que restringen el ejercicio de sus derechos.

No hay derecho a la huelga y las manifestaciones se permiten, solo si son organizadas por el propio estado o sus organizaciones de masa. De todas formas la Constitución de la República deja bien claro que ninguna de las libertades ciudadanas puede ser ejercida contra la existencia y fines del estado socialista.

Evidentemente los derechos ciudadanos no están la lista de prioridades del estado cubano. El reajuste económico, busca únicamente la supervivencia de un sistema que ha probado con creces ser ineficaz, y la permanencia en el poder de la añeja dirigencia histórica socialista, a costa del bienestar de los cubanos.

Laritza Diversent

Estándar
Derechos Laborales, Mi Isla

Seleccionan personal idóneo

Foto: Custodio estatal. Autor: Orlando Luis Pardo

Comenzaron, en el sector estatal, las reuniones de los dirigentes de las entidades con sus trabajadores, para informar el inicio del proceso de amortización de plantillas, que está previsto concluir en el primer trimestre del próximo año.

Las direcciones de las entidades estatales anuncian a sus trabajadores, la creación de las comisiones asesoras, encargados de la selección del personal idóneo, que se mantendrá en sus puestos. En la semana que culminó, el organismo perteneciente al MTSS, en Arroyo Naranjo, el municipio más pobre de la capital, declaró un exceso de 1300 empleados en el sector de cultura.

Los “Comités de Ingreso”, denominados así en la legislación laboral, esta integrados por trabajadores, designados de la dirección, la organización sindical, el Partido Comunista de Cuba y la Unión de Jóvenes Comunistas.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministro, el General Raúl Castro, advirtió en la última sesión de la Asamblea Nacional, que la “observancia del principio de idoneidad demostrada a la hora de decidir quién merece el mejor derecho a ocupar una plaza”, sería estricta.

Según el Código del Trabajo, la administración estatales puede terminar el contrato laboral, entre otras causas, por ineptitud; falta de idoneidad o declaración de disponibilidad. La Resolución No. 8, “Reglamento General Sobre Relaciones Laborales” de mayo de 2005, emitida por Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MTSS), regula el tratamiento salarial en estos casos.

Las organizaciones sindicales y las administraciones, de común acuerdo, deciden las técnicas y procedimientos que utilizaran, para determinar la permanencia de los trabajadores en su empleo. Las comisiones recomiendan y el Jefe de la entidad confirmar la pérdida de la “Idoneidad Demostrada”.

Al trabajador declarado no idóneo, la administración de la entidad le propiciar su reubicación y garantiza su salario fijo correspondiente a dos meses, a partir de la fecha en que cesa en sus labores en el trabajo.

Hasta el momento la reubicaciones son en la agricultura y la construcción. Sectores en los que la falta de fuerza de trabajo es crónica y en los que la mayoría de los cubanos, se niegan a laboral. Se da por terminada la relación laboral, sin derecho a recibir el pago salarial, cuando el trabajador no acepta la oferta.

Los trabajadores se sienten inseguros. Muchos afirman que el salario estatal, aunque insuficiente, es la única fuente segura de ingresos, para el pago de la cuota de subsidiada de alimentos y el servicio eléctrico.

La mayoría de las familias, algunas con deudas con el banco por más de 10 años, pagan con un porciento de su salario, las cuotas mensualmente de los créditos recibidos por los equipos electrodomésticos de la “Revolución energética”.

Laritza Diversent

Estándar